Diabetes al día

Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Dr. Gustavo Valentini Sanguinetti
Los diabéticos y el consumo de drogas: más información, más prevención, menos riesgos.PDFImprimirE-mail
Escrito por Dr. Gustavo Valentini Sanguinetti

El consumo de drogas es un tema recurrente en la prensa, en nuestras charlas cotidianas, no siempre con la información necesaria y muchas veces con asociaciones falsas como drogas = violencia / hurto / rapiña o “las drogas son sólo consumidas por los jóvenes”.
Creo importante antes de adentrarnos en el tema que nos ocupa contar desde dónde lo abordamos, desde dónde creemos que se debe abordar para evitar posiciones desafortunadas, políticas de represión inconducentes y desinformación irresponsable.

El consumo de drogas es un fenómeno social, que acompaña a la humanidad desde sus inicios y que requiere atención, información y acción para evitar riesgos en quienes optan por consumirlas procurando un consumo responsable que evite riesgos de vida o enfermedades relacionadas con el consumo que deben conocerse, u optar por el no consumo como opción informada.

Y en especial en diabéticos, que es el tema que nos ocupa hoy, nos interesa analizar qué cuidados, qué precauciones especiales debemos tener a la hora de consumir algún tipo de sustancia, y con qué información debemos contar tanto para quien resuelve o no consumir, su entorno y el personal de salud que puede tener que enfrentar situaciones de problemas por consumir.

Siempre para abordarlo, debemos entender el consumo como una interrelación entre

 



donde la relación entre la persona, o sea quien consume, y la sustancia interrelacionan y esto está condicionado por el medio social, el tiempo y el uso y costumbres de cada época.

Entonces abordemos el problema.

Un primer tema y no menor que querríamos analizar, en especial en jóvenes es: ¿Qué pasa con el sueño? ¿Se descansa  lo suficiente? ¿Y el ciclo del sueño? Estivill afirma que los jóvenes retrasan su ciclo del sueño porque su reloj biológico se alarga y su día es de 25 o más horas. Y también necesitan momentos de soledad y estos se dan por la noche cuando los padres están acostados. La melatonina, hormona que regula el tiempo sueño-vigilia se secreta más tarde en la pubertad, no al inicio del día por eso se tarda más en dormir, se duerme mal y al otro día se despiertan adormilados. Esto también debería ser considerado.

Los necesarios tiempos para la recreación, el uso adecuado del tiempo libre, las opciones que tenemos también son parte del problema. Estamos en una sociedad sedentaria, con tendencia a la obesidad y con muy pocos hábitos de vida saludable que empeoran, sin dudas el tema del consumo y que se agrava en el caso de los diabéticos, en especial por las consecuencias para su enfermedad.

Vamos a ir, entonces, luego de esta introducción sustancia por sustancia.

Diabéticos y consumo de alcohol.

El alcohol es la droga más consumida, en TODA la población, con índices uruguayos muy altos que marcan que alrededor de 50 % de la población, más de un millón y medio de uruguayos lo consumen en forma habitual, y los diabéticos uruguayos comparten los problemas de la población general, pero con algunos cuidados especiales que se deben tener en cuenta debido a su enfermedad.

Esta es una sociedad alcohofílica, que promueve el consumo de alcohol, que se encuentra presente en todas las actividades, asociados a fiestas, ocio, negocios, placer, arte culinario, trabajo, formando parte de la cultura y estando presente, cada vez con mayor frecuencia en la publicidad televisiva, radial y escrita.

Estamos en una época de incremento de consumo de alcohol, precocidad en la edad de inicio, feminización creciente del consumo debido a pérdida de los estigmas sociales de la mujer que consume el público y nuevos roles de éstas. Y se verifica también un cambio en la Forma del consumo, pasando de un consumo mediterráneo de predominio recreacional y moderado a un consumo anglosajón de grandes cantidades en poco tiempo.

Se verifican además dos formas de consumo que se pueden transformar en problemáticas: la salida nocturna y el consumo habitual diario de alcohol. Los diabéticos insulinodependientes deben tomar precauciones respecto a la salida nocturna y el posible consumo de alcohol. Si se administra una dosis nocturna de insulina, ésta se debe administrar, y luego conviene una cena normal. Después si hubo intensa actividad física es importante ingerir algún alimento en el lugar nocturno donde esté el diabético insulinodependiente.

El consumo de alcohol durante la salida debe ser controlado, hago nuevamente énfasis en la necesidad de un “piso” de cena, una ingesta previa. Es necesario manejar la cantidad de bebida que se toma, y no son iguales todas las bebidas. Es preferible para los diabéticos ingerir bebidas de bajo contenido de alcohol: vino o cerveza y son desaconsejados por  su destilación y lenta metabolización las bebidas “blancas” (vodka, ron, whisky).

Dos consejos más que creo tienen importancia: hay una modalidad de “mezcla” de bebida alcohólica con energizantes que es especialmente perjudicial para los diabéticos, ya que la combinación de un depresor del sistema nervioso central con un estimulante intoxica más rápidamente y conlleva mayor riesgo de rápida hipoglicemia.

Es necesario también considerar que el consumo de alcohol con su natural tendencia desinhibitoria a dosis bajas puede generar tendencia a desarreglos marcados de dieta y a ingesta de azúcares que deben ser previstos y desechados.

Una última y necesaria precisión: es muy importante no consumir alcohol si vamos a manejar cualquier vehículo, éste aumenta la relajación, disminuye los reflejos, genera dificultad de atención, en los diabéticos podemos agregar mareos, dificultad de visión por hipoglicemias bruscas. Dejamos consignado también, que a pesar que los estudios uruguayos disponibles son de épocas de mayor tolerancia a alcoholemia en las normas y baja realización de espirometrías, ya se verificaba presencia de alcohol en el 40 % de los accidentes fatales.

El alcohol en sangre disminuye la producción de glucógeno en el hígado lo que dificulta la reacción a hipoglicemias y la disponibilidad de glucosa por los músculos.

Concluyo diciendo que si se resuelve consumir alcohol por un diabético debe aprender cuáles son sus límites, consumir preferentemente vino o cerveza y no excederse en grandes cantidades, y preferentemente hacerlo en presencia de amigos que conozcan además como reaccionar frente a situaciones de riesgo previamente informadas.   

Diabéticos y Tabaquismo.
Aquí no hay dos opiniones. Fumar es altamente perjudicial para la salud, pero aumenta cinco veces los riesgos de contraer enfermedades cardiovasculares por aumento de la atero y arteriosclerosis que acelera su progresión en diabéticos fumadores generando enfermedades coronarias: infartos y dolores anginosos. La hipertensión arterial también se acentúa en su aparición temprana, progresión y necesidad de tener que controlarla con mayor cantidad de dosis y medicamentos en diabéticos según múltiples estudios. Aumenta la frecuencia de accidentes vasculares cerebrales, provoca aumento de arteriopatías periféricas. En diabéticos el 90 % de los pacientes que requieren amputación son fumadores.

También incide en la retinopatía por reducción del aporte de oxígeno y disminución de flujo sanguíneo en la retina, aumenta las complicaciones renales por aumento de la microalbuminuria (insuficiencia renal).

Agrego además que hoy sabemos que el cigarrillo que se consume tiene agregado de 1 gramo de glucosa aproximadamente incrementando la dificultad de controlar la glicemia, la nicotina interfiere en el metabolismo de la insulina generando también múltiples alteraciones.

Pero quiero agregar que hoy es posible, se puede dejar de fumar, que hay seguramente una clínica cercana para intentarlo y es obligación para mutualistas y servicios de Salud pública el proveerlos elementos para poder dejar de fumar. El fondo Nacional de Recursos provee gratuitamente la medicación para dejar de fumar y el tratamiento grupal por un equipo multidisciplinario tiene en Uruguay en los distintos Centros excelentes resultados.

Diabéticos y consumo de Marihuana.

Los efectos perturbadores del Sistema Nervioso Central son producidos por el  principio activo: el Tetrahidrocannabinol (THC) y otros 400 elementos, existen otros 61 cannabinoides, el porro contiene 4 a 15 % de THC, el Hachís contiene 15 a 30 % de THC.
La marihuana se fuma, se absorbe en pulmones y llega rápidamente al cerebro generando efectos que duran de 2 a 3 horas, pero con la dificultad de larga vida media, a los siete días de consumida aún mantiene 50 % del principio activo (THC), produciendo efectos de acumulación su uso prolongado.

La marihuana genera: relajación, desinhibición, hilaridad, somnolencia, sensación de lentitud en el paso del tiempo, alteraciones sensoriales, dificultad en el ejercicio de funciones complejas: expresión clara, memoria inmediata, capacidad de concentración, procesos de aprendizaje.

Y genera también aumento del apetito, sequedad de boca, ojos brillantes o enrojecidos, taquicardia, sudoración, descoordinación de movimientos.

Partimos de la base que la marihuana ES UNA DROGA, es capaz de modificar percepción, atención y conciencia Y ES CAPAZ DE GENERAR ADICCIÓN.

Ahora bien ¿todo consumo de marihuana es problemático? ¿Cuándo debemos preocuparnos? ¿Qué hacer? Éstas son las demandas habituales de padres, de adultos del entorno cercano a presuntos usuarios de marihuana. Y sobre todo aquellos que por diferencia generacional no han tenido experiencia de consumo experimental ni ocasional de marihuana.

En primer lugar, un consumo experimental, un primer contacto, un consumo ocasional de marihuana no implica necesariamente un consumo problemático.
El consumo habitual, diario, frecuente, el consumo de mayores cantidades de porros durante el fin de semana, la dificultad para encarar las tareas habituales en el estudio o trabajo, el síndrome amotivacional son índices preocupantes de probable consumo problemático.

Aquí conceptos de Uso y Abuso de drogas son importantes, abuso es la utilización repetida de una sustancia que conduce a una incapacidad para cumplir las obligaciones, o comportar un peligro, o generar problemas interpersonales o sociales persistentes o recurrentes o judiciales relacionados con la droga. Y también creo importante recalcar el concepto de DEPENDENCIA donde el consumo de drogas, como marihuana en este caso, que comenzó como una experiencia esporádica se transformó  en una conducta en torno a la cual se organiza la vida de la persona que consume. 
Hay en estos tiempos  una disminución de la percepción del riesgo/aumento consumo experimental y habitual.

Es la droga ilegal más consumida no sólo en Uruguay sino en el mundo, la consumen 161 millones de personas, es importante retardar la edad de inicio, porque a inicios tempranos genera  mas secuelas derivadas de su uso en memoria y aprendizaje.

Hoy cambió la percepción del Riesgo, se toma como droga no riesgosa, en 1994 una encuesta española mostró que el 60 % de los jóvenes la consideraba perjudicial, 10 años después, en 2004 sólo 37 % de los jóvenes la consideraba riesgosa. En Uruguay la encuesta de estudiantes de secundaria mostró aumento de consumo experimental y habitual, principalmente urbano.

En diabéticos puede provocar confusión de los síntomas de hipoglicemia, genera aumento del apetito promoviendo transgresiones de dieta, mezclada con alcohol en una modalidad frecuente provoca hipotermia, facilidad de comas o desmayos por hipoglicemias, dificultades de concentración.

Diabéticos y Cocaína / Pasta Base.
El consumo de cocaína en Uruguay tiene dos modalidades: el clorhidrato de cocaína, o sea consumo en polvo o línea y el consumo de un derivado más barato y más perjudicial, la Pasta Base de cocaína, sin lugar a dudas la droga de mayor prensa y a la que se atribuyen mayores asociaciones con violencia, hurtos y rapiñas.

La cocaína consumida por diabéticos genera episodios frecuentes de hiperglicemias y cetoacidosis, deteriora la función cognitiva en el largo plazo y genera dificultades de control y aumenta la progresión y gravedad de la Diabetes. Es muy importante el entorno  y la rehabilitación y reinserción social de los adictos a Pasta base, el teléfono *1020 conecta con soluciones, el equipo de Portal Amarillo para los usuarios de Salud Pública, los equipos especializados en mutualistas, un abordaje precoz es importante, pero el poder asumir y abordar a un consumidor y darle oportunidades de abandonar su adicción son siempre posibles.

¿Qué hacer?

Primero involucrarse, informarse de riesgos. Los datos aquí también son claros entre padres o familiares involucrados y no involucrados hay el doble de consumo para alcohol, tabaco y marihuana (11,2 % en no involucrados vs 3,3 % *en involucrados), esto demuestra con números la importancia de involucrase, de escuchar, de atender, de conversar.

Y los datos de la 4ª encuesta Nacional de Hogares en Uruguay muestra que de cada 10 personas que experimentan con marihuana cuatro siguen consumiéndola.
El desafío sigue siendo informar para evitar riesgos, aumentar redes de tratamiento, de asesoramiento, de escucha, siempre las demandas son exageradas: Internemos, ocultemos el problema, creo debemos exigir asesoramiento mutual y Msp, desarrollo de escuelas de padres o medios de información y escucha en centros educativos, clubes, Ongs, sociedad civil organizada.

La red de asistencia se activa llamando al 23091020, o *1020 desde el celular, para información, atención o resolución de problemas de urgencia.

Las mutualistas deben atender Integralmente a los usuarios de drogas por el Programa Nacional de Atención a Usuarios Problemáticos de Drogas.

La red de policlínicas barriales y centros asistenciales del interior del MSP y Intendencia Mdeo., y los centros de escucha de los Centros Comunales son lugares de referencia, menores de 18 años también pueden recibir información en Dpto. Prevención de adicciones del INAU, Gral. Flores 3214, tels. 2037195 – 2030289. Las denuncias de bocas o tráfico al 08002121.

Bibliografía y dónde obtener mayor información:

-Drogas “Mas información, menos riesgos, Junta Nac de Drogas www.infodrogas.gub.uy y www.infodrogas.gub.uy/tuguía
*Datos del Observatorio uruguayo de drogas.- Lic Héctor Suárez
-6ta encuesta de hogares, Junta Nacional de Drogas.
-IV Encuesta Nacional sobre Consumo de drogas en Estudiantes de la Enseñanza Media  “Sobre ruídos y nueces, Consumo de drogas legales e ilegales en la adolescencia, 2009
-Alcohol en Montevideo, Consumo joven, desborde y control, fundación Prohumanitas, licenciados Richard Delgado y Alvaro Méndez, abril 2010
“Incidencia del alcohol en los siniestros de tránsito en el Uruguay, generación de un sistema de información permanente” OSMET.-Observatorio Social Metropolitano de Tránsito. Observatorio uruguayo de Drogas Julio 2007.



Agregue esta página a su red social preferida
 
 
 
 

Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player