Diabetes al día

Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Pod. Alberto Stinat
Recomendaciones para el Cuidado de los Pies.PDFImprimirE-mail
Escrito por Pod. Alberto Stinat

 

Las personas debemos cuidar nuestros pies, una parte de nuestro cuerpo a la que muchas veces no le damos importancia. Creemos que con solo cuidar su higiene y  calzarnos con lo que nos gusta o nos resulta cómodo, ya es suficiente.

 

Las personas con Diabetes deben extremar sus cuidados y seguir las indicaciones y/o recomendaciones que le sugiere el equipo de salud que lo atiende. Escuchar, preguntar e informarse sobre el cuidado de nuestros pies es indispensable cuando se padece Diabetes.

Si no extremamos los cuidados de nuestros pies, el verano puede complicar nuestras vacaciones. Durante los meses de verano se suele usar un calzado más liviano y más ventilado. A la  hora de  elegir un zapato o calzado deportivo cómodo, el mismo deberá  tener talonera y puntera, no ser de plástico, sintéticos. Pero esto no es suficiente, se debe de usar con medias, que serán finas, de hilo y sin un borde elastizado, apretado.

Cuando se calce, primero revise el calzado por dentro (inspección visual o al tacto) para evitar que dentro haya piedritas u otro objeto que lo lastime y que usted no sienta.

Si va a la playa, no es aconsejable ir descalzo y caminar en la arena. Evite así lesiones por pinchazos, raspaduras y quemaduras por la alta temperatura que la arena tiene, más aún si vamos a las horas en que el sol nos agrede (de 11 a 17 hs.).

Las quemaduras de sol en las piernas y pies son de alto riesgo, lo que recomendamos  es colocar bloqueador solar en piernas y  en el  dorso del pie y dedos.

Si practicamos deportes en la playa o al aire libre nunca se deben de hacer descalzo, será con calzado y con medias.

Las precauciones con los protectores solares se deben extremar, lo mismo que la higiene de los pies. Los mismos se deben lavar con abundante agua, cuidando que entre los dedos (espacios interdigitales) no quede arena ni piedritas. El secado del pie y entre los dedos debe realizarse con cuidado. Esto es fundamental para que no quede húmedo, y de esta manera se logra evitar la presencia de microorganismos. La observación de los mismos es una tarea obligatoria y diaria.

Las picaduras de insectos también suponen riesgos, por lo que se aconseja el uso de repelentes, preferentemente naturales y no químicos. Estos se pueden obtener en herboristerías o similares.

No use talco, ya que al transpirar el pie, se humedece y forma una pasta.

Las personas que disfrutan de las piscina deben tener más cuidado de la piel de sus pies, ya que el cloro la afecta. Antes que nada, debemos saber que nuestra piel es la primer barrera de protección para una infinidad de agentes agresores, como son los físicos, químicos, biológicos o mecánicos.

Las agresiones más frecuentes son las biológicas. Nuestra piel tiene un Ph que oscila entre 5.4 a 5.9, es decir que es ligeramente ácido. De esta manera, con esta acidez repele una infinidad de gérmenes que podrían afectar nuestra salud. Si acudimos a una piscina, cuyo componente aparte del agua es el Cloro, el cual se suele mezclar a “ojo”, es obvio que modificará  el Ph, que como mencionamos anteriormente es nuestra barrera de protección. Disfrutemos de la piscina pero luego de hacerlo nos debemos hacer una buena ducha para sacarnos el Cloro. De esta manera minimizaremos las posibilidades de irritar nuestra piel.

Hoy día hay calzado de plástico que parece silicona: los Cross originales, también deben usarse con medias. Ese calzado no es de silicona sino que de goma EVA.

La moda suele marcar determinado uso de las cosas sin un análisis pormenorizado de sus consecuencias. En lo personal, no compartimos el uso de ese tipo de calzado. Pero la moda lamentablemente impone y es nuestra responsabilidad advertir los riesgos. Este tipo de calzado es totalmente sintético, provocando un exceso de sudoración, pudiendo provocar maceración de la piel, con los riesgos que esto representa. El calzado siempre se debe  usar con medias y ellas deben  ser de hilo o algodón o contener la menor cantidad de fibras sintéticas. Las fibras naturales absorben la sudoración.

Los niños acostumbran a estar descalzos en el verano. ¿Cómo poder explicarles que deben estar calzados, o qué decirles para que comiencen con el cuidado de los pies?

El calzado nos protege de todos o casi todos los agentes agresores de nuestra  piel y nuestros pies. Suele ser extremadamente tentador el estar descalzos, pero los riesgos son muchos y los contratiempos por este hábito pueden ser importantes. Tenemos que cambiar estas costumbres y usando un calzado apropiado podemos proteger nuestros pies y estar casi “descalzos”.  Este calzado se encuentra en nuestro mercado, es sumamente liviano y casi inexistente la percepción de que lo estamos usando. Este calzado se le conoce como zapatilla de agua o náuticas; y son utilizadas por aquellas personas que practican surf.

En resumen:

-No camine descalzo en la arena caliente, en el césped, en el jardín, o dentro de la casa.

-Revise sus pies todos los días o dos veces diarias.

-Use zapatos que no lo lastimen, asesórese para saber cuál es el más adecuado.

-Consulte a su médico tratante tan pronto como sea posible si presenta ampollas, uñas encarnadas, callos, picaduras, o zonas de enrojecimiento.

 



Agregue esta página a su red social preferida
 
 
 
 

Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player