Diabetes al día

Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Dr. Gustavo Valentini Sanguinetti
Verano y Salud: ¡Verano con Salud!PDFImprimirE-mail
Escrito por Dr. Gustavo Valentini Sanguinetti

 

Es verano. Vacaciones. Licencia, posibilidades de descanso, relajación, disminuir preocupaciones. Posibilidad de cambios. Posibilidad de planificar cómo disfrutar plenamente. Posibilidad tal vez de iniciar cambios para este dos mil trece.

 

¿Qué hacer?

Tendemos a pensar en descansar, comidas abundantes, asados, playa, sol.

Quisiera sugerirle algunas posibilidades para aprovechar este tiempo y empezar cambios que le permitirán mejorar este envase que hoy le reclama ajustes y con él poder elevar el espíritu sin que el cuerpo nos reclame cuentas.

Pocos cambios pero efectivos.

Los médicos tendemos a aconsejar cambios radicales, profundos que son indicados, pero que cuando interviene el equipo de salud  los psicólogos afirman que estamos dispuestos a hacer dos o tres cambios y que en determinada etapa de la vida los cambios radicales son una ilusión. Y aún después de un evento serio, al que nuestro Riesgo Cardiovascular nos llevó ineluctablemente.

Ejercicio.

Nos planteamos descansar. Dormir. Ya hablaré más tarde de dormir. Pero ¿y caminar? La playa invita, treinta minutos diarios de caminata por la orilla de nuestras hermosas playas ayuda, y mucho. Y créame que este nuevo hábito de incorporar ejercicio deja sedimento. Y seguramente va a seguir caminando estos minutos diarios en el resto del año.

-Ah sí ¿Y para qué? -preguntará ahora-.

Entre otras cosas: disminuye y ayuda a regular la presión arterial, mejora los niveles del colesterol, sobre todo del Hdl, el colesterol bueno, reduce la muerte súbita, ayuda a dejar de fumar, y reduce el stress generando alegría.

Dormir.

Si, también es un buen momento para mejorar el descanso, dormir un poco más, encarar una siesta relajante luego de una mañana de playa y caminata.

Reducir el estrés.

Es un excelente momento para aprender a manejar el stress diario. Varias de la enfermedades cardiovasculares y otras se originan en el mal manejo del stress crónico. Hoy están en boga las profesiones con síndrome del quemado, el burn-out donde por exceso de tareas y poco descanso literalmente el organismo se “funde” y se generan depresión y enfermedades. Aprender a manejar los tiempos y horarios. Encarar actividades placenteras, incorporar deporte, darnos tiempos para visitar amigos, para la charla y lo que realmente queremos hacer es hora definitivamente de lograrlo, antes que sea tarde, y en el verano podemos empezar.

Dieta.

Dijimos pocos cambios. Playa, sol y… ¡asados!, helados etcétera. Acá sí ponemos frutas en el postre, verduras donde podamos, pasta con salsas de pocas calorías, podemos mejorar la ingesta diaria y no venirnos quejando de los quilos que incorporamos en el verano.

Dejar de fumar.

Si, si podemos empezar a aprovechar el tiempo libre, podemos empezar a disminuir la cantidad de cigarros para, en el regreso encarar en alguna de las policlínicas especializadas dejar definitivamente de fumar, que es el mejor cambio para mejorar nuestro riesgo. Hay también sustitutos de nicotina (chicles y parches) que nos pueden ayudar, y si estamos dispuestos a dejarlo definitivamente bajo consejo médico hay medicamentos para ayudar en lo psíquico como el Champix (Vareniclina) y el bupropion.

Bien, y el estar familia los amigos, las reuniones ayudan también a ¡mejorar el ánimo!, divertirnos, aprovechar para tener las largas conversaciones que nos faltaron por falta de tiempo en invierno.

Bueno, creo que con estos pequeños cambios el Verano con salud que le proponemos lo renovará para este 2013 que recién comienza y que puede ser un año de cambios, si usted lo decide.

 



Agregue esta página a su red social preferida
 
 
 
 

Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player