Diabetes al día

Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Dr. Carlos Russo
Diabetes y Disfunción Eréctil.PDFImprimirE-mail
Escrito por Dr. Carlos Russo

El riesgo de sufrir una disfunción eréctil grave es tres veces mayor en el paciente con Diabetes que en el no diabético.

La prevalencia de la disfunción eréctil en la Diabetes varía según las poblaciones estudiadas entre un 36 % a un 90 %.

Ese problema aparece 10 años más temprano que en el no diabético y con frecuencia es el primer síntoma de una Diabetes aun no diagnosticada.

Diferentes factores aumentan la gravedad de la falla eréctil en el diabético; mal control glucémico, mayor antigüedad de la Diabetes, envejecimiento, tabaquismo, enfermedades cardiovasculares asociadas, hemoglobina glucosilada persistentemente elevada.

Lamentablemente se sabe que a mayor edad, la disfunción eréctil aumenta a pesar de un buen control glucémico.

Esta disfunción, actualmente se considera un síntoma centinela de enfermedad cardiovascular en quienes padecen riesgo vascular como la Diabetes. Tan es así que es 15 veces más frecuente la enfermedad coronaria en los diabéticos con disfunción eréctil.

Muchos pacientes con Diabetes nos preguntan por qué falla su erección cuando ellos se controlan, toman la medicación y no hacen desarreglos. Parte de la respuesta ya la mencionamos más arriba, pero por otra parte, debemos decir que son tan complejos los mecanismos fisiológicos a los cuales la Diabetes afecta, que es muy difícil expresarlo en términos sencillos para todos por igual. Por ejemplo, la Diabetes afecta la función del sistema nervioso central (cerebro y medula espinal), del sistema nervioso periférico (neuropatía diabética), la secreción y función de los andrógenos (testosterona), la función del músculo liso y del endotelio vascular, elementos fundamentales en la conformación y función de los cuerpos cavernosos del pene. Estas alteraciones, solas o concomitantes, generan la disfunción eréctil del diabético.

La erección depende –a grosso modo- de la abertura de las arterias del pene, de la relajación del musculo liso cavernoso, y de la relajación del endotelio vascular cavernoso.

Todos estos procesos, muy delicados por cierto, son víctimas de la Diabetes con su consecuencia, la falla de la erección.

Pero a la vez, hay cambios en la estructura del pene que se ven en diferentes patologías pero con mucha mayor frecuencia en el diabético. Estos cambios producen un aumento del tejido conjuntivo de los cuerpos cavernosos en detrimento del tejido eréctil normal. Es lo que se conoce como fibrosis cavernosa, elemento que siempre debemos buscar en el examen físico.

Esta fibrosis, reduce mucho la eficacia de los medicamentos utilizados por vía oral, como el Sildenafil y el Tadalafil. Incluso, puede disminuir la eficacia de las inyecciones intracavernosas aunque en menor grado ya que las mismas siempre son mucho más eficaces que la medicación oral.

Por ello, como siempre decimos, la importancia de la consulta precoz para evitar llegar a estos grados severos de disfunción eréctil y que a diario tratamos.

En el diabético tipo 2, además, existe muy frecuentemente, un hipogonadismo, lo que genera una disminución de la concentración de testosterona lo que agrava más el cuadro sexual.

Restablecer los controles de la glucemia, favorece el cuadro hormonal y -aparentemente según se ha realizado en experimentación con animales-, la administración de testosterona mejora la función eréctil y la respuesta a los fármacos como el Sildenafil.

Lógicamente, si bien esto no se ha demostrado aun en humanos, es prometedor siempre y cuando el paciente pueda recibir testosterona ya que puede haber contraindicaciones a la misma si existe patología prostática asociada.

La neuropatía diabética también es otro factor a tener en cuenta en el desarrollo y mantención de los problemas de erección. La vasodilatación necesaria para lograr una erección depende de un correcto funcionamiento del sistema nervioso autónomo, estructura muy frágil y muy sensible a los cambios metabólicos.

Como vimos, son muchos los factores que influyen en el buen funcionamiento del sistema sexual del varón diabético.

Tengamos en cuenta que una vez establecida esta enfermedad, también existen muchas posibilidades de mejorar ese funcionamiento. Pero, como siempre, en medicina, es de fundamental importancia la consulta precoz a fin de evitar el avance de las repercusiones que la Diabetes genera en la erección.

Las herramientas  existen y de nosotros, los médicos especializados en tratarlas, dependerá del racional uso de las mismas, el futuro de la sexualidad del diabético.

 

Tomado y modificado del Tratado de andrología y medicina sexual de N. Cruz



Agregue esta página a su red social preferida
 
 
 
 

Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player