Diabetes al día

Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Dra. Laura Pradines
Enfermedad Arterial PeriféricaPDFImprimirE-mail
Escrito por Dra. Laura Pradines

Enfermedad Arterial Periférica (EAP) en el paciente diabético.

A – Definición.

Obstrucción del flujo sanguíneo parcial o completa en las arterias del miembro inferior debido al desarrollo de lesiones ateromatosas. Involucra numerosas localizaciones, desde arterias proximales tan grandes como la aorta abdominal, hasta ramas tan pequeñas como las arterias del pie.

B – Consideraciones Generales.

La enfermedad arterial periférica (EAP) es una manifestación de ateromatosis sistémica. De ahí su gran importancia dado que la mitad de los pacientes con EAP tendrán afectación coronaria y/o cerebro vascular, y su riesgo de mortalidad por cualquier causa es tres veces superior a los pacientes sin EAP.

La EAP y la enfermedad cardiovascular suelen ser las complicaciones más comunes, a nivel vascular, de la Diabetes mellitus.

La arteriopatía de los miembros inferiores tiene una elevada prevalencia en el paciente diabético. Luego de 25 años de evolución de la Diabetes mellitus el 100% de los pacientes tienen enfermedad arterial periférica.

La obstrucción arterial provocada por la ateromatosis en los diabéticos tiene un desarrollo más acelerado y agresivo que en la población no diabética. El pie isquémico es mucho más susceptible a lesionarse que el bien vascularizado.

La enfermedad vascular periférica es el mayor factor de riesgo para la amputación de la extremidad inferior. La enfermedad vascular periférica está asociada con el 62% de las lesiones que no cicatrizan y es el factor de riesgo implicado en el 46% de las amputaciones.

Las lesiones isquémicas que se topografían en el pie tienden a localizarse en las caras laterales y dorsal  a diferencia de las neuropáticas que suelen presentarse como úlceras ubicadas en la región plantar. El mecanismo desencadenante suele ser un pequeño traumatismo y bastante a menudo el roce con el calzado.

Las lesiones que se producen en el pie isquémico son más resistentes a la cicatrización.

C – Esclerosis de Monckeberg.

En los diabéticos hay una forma anatomopatológica muy específica llamada

Esclerosis de Monckeberg o calcificación de la capa media arterial.

Es una degeneración de la capa media de las arterias de mediano calibre con aparición de fibrosis y calcificación, producida por una denervación simpática secundaria a la neuropatía autónoma.

Las arterias se vuelven más duras e incompresibles sin que se vea afectada nada o prácticamente nada la luz del vaso.

Esta esclerosis puede tener traducción radiológica.

Esta calcificación arterial es la responsable de la imposibilidad de tomar un ITB (índice tobillo-brazo, una relación entre la presión arterial de las arterias en los tobillos y los brazos, como una evaluación del flujo de sangre hacia los miembros inferiores) confiable en muchos de los pacientes diabéticos como nos referiremos más adelante.

 

D - Arteriopatía Distal – Patrón del Diabético.

La interacción de los diferentes factores de riesgo; como la hipertensión arterial, la hiperlipidemia, el sexo, el tabaco y la Diabetes (solos o combinados); determinan localizaciones exclusivas y características de las placas de ateroma.

La enfermedad arterial periférica del diabético predomina en los vasos de las piernas (tronco tibio peroneo, arteria tibial anterior, posterior y pedia)

Afectación de las arterias de la pierna.

A – Valoración Clínica.

En el desarrollo de la valoración vascular ha de realizarse:

1 A -  Inspección de los miembros inferiores

* signos

* síntomas

1 B - Exploración de los miembros inferiores

* Palpación pulsos

* Medición del Índice Tobillo Brazo (ITB)

1 A – Inspección.

Se valorará la presencia de:

-frialdad del miembro

-retraso en el relleno capilar

alteraciones ungueales

ausencia de vello

aspecto frágil y brillante de la piel

lesiones tróficas

El pie con isquemia es frío, pálido; en estadios más avanzados puede ser cianótico. La piel es frágil, seca y brillante.

El relleno capilar está retrasado tras la compresión digital de los pulpejos de los dedos.

Debemos comparar la temperatura de ambos pies.

La piel se puede presentar con ausencia o disminución  del vello.

Estos cambios tróficos  son menos evidentes o inexistentes en los

pacientes con claudicación intermitente y más evidentes en las isquemias graves.

1 B – Exploración.

Palpación de los Pulsos.

La primera maniobra vascular que se debe realizar ante un paciente en que sospechamos algún grado de enfermedad arterial periférica  es la palpación de los pulsos arteriales. La palpación cuidadosa de los pulsos orienta clínicamente a determinar la localización o la gravedad de la enfermedad arterial.

B – Pruebas Complementarias.

Las pruebas diagnósticas para determinar la perfusión arterial  más utilizadas en nuestro medio son las siguientes:

Ecodoppler Arterial MMII

El análisis Doppler se basa en un sistema de ultrasonidos que nos permite estudiar el flujo arterial o venoso de los diferentes sectores vasculares, mediante el registro de la onda de pulso y la determinación de la presión de la misma.

El Doppler permite establecer un diagnóstico y seguimiento de los pacientes con patología arterial, establecer diagnósticos diferenciales, control del pre y postoperatorio de la cirugía vascular y detección de arteriopatía obliterante.

Puede orientar en la probabilidad de cicatrización de una lesión de la extremidad.

Proporciona información morfológica, dirección del flujo sanguíneo, velocidad y magnitud.

Arteriografía MMII por Sustracción Digital.

Es un método invasivo que obtiene resultados de gran definición sin superposiciones con bajas cantidades de contraste. El estudio completo incluye el segmento aortoilíaco intrabdominal. Permite ver la localización exacta de las lesiones incluyendo los vasos del pie, evalúa las formas de las lesiones orientando en la mejor opción de revascularización.

Solamente se solicita cuando se plantea un procedimiento de revascularización del miembro inferior.

Su desventaja es que no está exento de complicaciones tanto por la punción arterial hematoma, pseudoaneurisma), por la utilización de medio de contraste (alergia, nefrotoxicidad) y las posibles complicaciones médicas de todo procedimiento invasivo.

 



Agregue esta página a su red social preferida
 
 
 
 

Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player