Diabetes al día

Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Dr. Raul Besio
Valor del Examen Oftalmológico.PDFImprimirE-mail
Escrito por Dr. Raul Besio

Educación en Diabetes: valor del examen oftalmológico.

La Diabetes es la causa de ceguera más frecuente en nuestro país entre los 18 y 65 años, o sea, en edades en que cumplimos la mayor parte de nuestras actividades productivas.

En Uruguay se calcula que aproximadamente el 8 % de la población tiene Diabetes (240.000 personas), de las cuales el 60 % está en tratamiento y el otro 40 % -aproximadamente- la padece pero no ha sido diagnosticada.

Por cada paciente que sufre la enfermedad, hay por lo menos 3 personas (padres, hijos, esposos o abuelos etc.) que se encuentran involucrados, que la viven, a su manera. Por eso los médicos, pacientes y familiares integran un equipo, -que es fundamental se maneje como tal-, para tratar la enfermedad y prevenir complicaciones.

El examen oftalmológico tiene mucho valor en la detección de las primeras lesiones que aparecen en los pacientes con Diabetes. Nos permite ver directamente las alteraciones como en ningún otro lugar del organismo.

La pérdida de la agudeza visual se produce fundamentalmente por lesiones en la retina.

La retina tiene un punto en el centro que mide 1 mm que se llama mácula. La mácula está constituida de forma tal que es el sector que da la visión central, que nos permite leer.

Una de las explicaciones para el déficit visual es la producción de un edema (inflamación) a nivel macular.

A nivel retiniano las lesiones por la Diabetes se pueden diagnosticar, visualizándolas, por exámenes complementarios, como zonas de no perfusión (falta de irrigación)  que representan las primeras lesiones que aparecen en la Diabetes. Estas alteraciones no se ven en el examen clínico común, en el consultorio.

Hay un examen en oftalmología que se llama angiofluoresceinografía ocular, que permite diagnosticarlas estudiando la circulación de la retina. Consiste en inyectar un contraste, (fluoresceína) y tomar imágenes fundamentalmente de la retina, incluyendo la mácula. Este examen se hace desde hace muchos años. Se busca, zonas de no perfusión (falta de irrigación) que son las primeras manifestaciones que se pueden estudiar directamente de la retinopatía diabética. Son los mismos cambios que se producen en otros órganos, riñón, corazón etc.

Desde hace 6 meses, se pueden hacer en Uruguay angiografías con un lente especial gran ángulo (wide angle) que permite llegar con una sola imagen a sectores de la retina periférica que con una angiofluoresceinografía corriente no se ve. Es en esos sectores periféricos de la retina donde pueden aparecer las zonas de falta de irrigación, que serán origen de las complicaciones que llevaran a la ceguera, si el paciente NO HACE CONTROL METABOLICO CORRECTO.

¿Por qué es fundamental ese diagnóstico en esas primeras etapas?

1 Porque se debe comunicar al paciente las lesiones que presenta, y explicar la posible evolución progresiva de la enfermedad, si no se controla. Eso es EDUCACIÓN DEL PACIENTE

2 Se debe comunicar al médico endocrinólogo, diabetólogo u oftalmólogo que lo trata, para que encare el tratamiento general intentando evitar que aumenten las lesiones. Eso es actuar en EQUIPO y EDUCACIÓN DEL MEDICO.

¿Por qué colocamos con mayúscula la palabra EDUCACION?

Porque el tratamiento de un paciente con Diabetes consta de cuatro puntos fundamentales:

1) Medicación y exámenes de control (hemoglucotest y hemoglobina glicosilada)

2) Dieta.

3) Ejercicios.

4) EDUCACIÓN

Es fundamental que el paciente con Diabetes tenga el concepto que lo más importante para evitar la aparición de complicaciones, es el control metabólico y eso se consigue fundamentalmente, explicándole al paciente la enfermedad que tiene y las posibles complicaciones si no cumple con el tratamiento indicado. La falta de conocimiento es considerada la mayor causa de no adherencia del paciente a la guía de tratamiento y mala evolución visual.

En relación al tratamiento de las complicaciones han aparecido dos alternativas.

Nuevo tipo de rayo láser: el RAYO LASER PASCAL.

Las ventajas que presenta este aparato son:

1 Con cada impulso puede disparar de 1 a 25 disparos, en los modelos anteriores es de 1 disparo por impulso.

2 La duración de exposición a cada impulso es de milisegundos (en el modelo anterior es de décimas de segundos) por lo que las molestias que pueden producir son mínimas.

3 Las características anteriores llevan a que un tratamiento que antes llevaba 6 a 7 o más aplicaciones, ahora se puede hacer en 1 o 2 sesiones.

4 Todo lo anterior lleva a que la fatiga del paciente y del médico sean mucho menor, que con los tratamientos anteriores.

La segunda alternativa es la inyección intraocular de sustancias que disminuyen el edema macular. Creemos que estas posibles terapias merecen ser comentadas en otro artículo.



Agregue esta página a su red social preferida
 
 
 
 

Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player