Diabetes al día

Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Dra. Susana Socolovsky
Ventajas y seguridad de los edulcorantes no calóricosPDFImprimirE-mail
Escrito por Dra. Susana Socolovsky

Los edulcorantes bajos en calorías suelen considerarse ingredientes modernos, pero llevan utilizándose más de un siglo. En todo el mundo, son sometidos a un riguroso proceso de valoración. La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria y otras entidades como el Comité Mixto FAO/OMS de Expertos en Aditivos Alimentarios (EFSA y JECFA respectivamente por sus siglas en inglés)  definen los niveles de ingesta diarios aceptables y revisan toda nueva información sobre cualquier problema de seguridad que surja. Estas medidas garantizan a la población que los edulcorantes no calóricos aprobados son seguros.

1. ¿Qué son los edulcorantes bajos en calorías?

Son aditivos alimentarios mucho más dulces que el azúcar de mesa (sacarosa). Entre ellos se incluyen el acesulfamo-K, el aspartamo, la sacarina, los glicósidos de esteviol  y  la sucralosa, que son entre 150 y 600 veces más dulces que la sacarosa; y el neotame, entre 7.000 y 13.000 veces más dulce. La intensidad del dulzor de estos edulcorantes depende de su poder edulcorante intrínseco y, obviamente, de la concentración en la que se utilicen.

Su contenido calórico oscila entre 0 y 4 kilocalorías por gramo, pero todos aportan muy pocas calorías en la práctica, porque se añaden a los productos en cantidades muy pequeñas. Los edulcorantes no calóricos son utilizados en bebidas, yogures y otros productos lácteos, golosinas, chicles y numerosos productos sin azúcar. La mayoría está disponible también como edulcorante de mesa y se usan para endulzar infusiones o se añaden  a otros alimentos.

Aunque, en algunos países, ya en 1945 los refrescos se edulcoraban con combinaciones de sacarosa y sacarina, las bebidas bajas en calorías o cero calorías recién se hicieron famosas a principios de los 80, con la introducción del aspartamo. En las últimas tres décadas, las ventas de bebidas sin azúcar en Europa aumentaron más de 15 veces.

 

2. Función en la dieta.

Los humanos estamos predispuestos desde el nacimiento para reconocer y preferir el sabor dulce. Esto y el desagrado innato por el amargor se cree que son adaptaciones fisiológicas que ayudaron a los primeros humanos a distinguir entre plantas comestibles potencialmente dañinas y potencialmente nutritivas. La leche materna obtiene su sabor dulce, en gran medida, del 7,2 % de lactosa (azúcar de la leche) que contiene. Diversos estudios demuestran que, durante la infancia, persiste una fuerte preferencia por lo dulce, que se va atenuando hacia finales de la adolescencia y en la edad adulta.

 

Al generalizarse en el siglo XX la disponibilidad de alimentos, los problemas asociados a la escasez de calorías en la dieta prácticamente desaparecieron de los países desarrollados. Al mismo tiempo, la menor exigencia desde el punto de vista físico en la sociedad provocó que una proporción importante de la población consumiera más calorías de las que quemaba. Eso aumentó la incidencia del sobrepeso y la obesidad. En este contexto, y dado el deseo innato del ser humano por lo dulce, los alimentos y bebidas con edulcorantes bajos en calorías suponen un aporte útil a la dieta.

 

Control del peso.

Para que la reducción de peso tenga éxito hay que crear un déficit de energía dentro de una dieta saludable y equilibrada. A la vez, para que una dieta a largo plazo logre los resultados deseados, conviene incluir alimentos y bebidas de sabor agradable. Así, para muchas personas preocupadas por el peso, los productos endulzados con edulcorantes bajos en calorías son una solución práctica.

 

Según un estudio reciente, la sustitución de azúcares añadidos por edulcorantes en bebidas carbonatadas tiene efectos beneficiosos sobre el índice de masa corporal (IMC). Además, en una revisión de 16 estudios controlados aleatorizados se descubrió que optar por alimentos y bebidas con aspartamo en lugar de azúcares habituales redujo la ingesta de energía y el peso corporal.

 

Es importante saber que los edulcorantes bajos en calorías no son, por sí solos, una solución para la obesidad, ya que no eliminan el apetito. Deben formar parte de una dieta equilibrada y un estilo de vida saludable que incluya ejercicio físico regular.

 

Diabetes.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el mundo hay más de 346 millones de personas con diabetes (la de tipo 2 es la más  frecuente). Para estos pacientes es sumamente importante mantener un peso saludable, porque eso reduce el riesgo –más  elevado entre ellos–de tensión arterial elevada o enfermedad cardiovascular.

Algunos estudios descubrieron que el consumo de edulcorantes bajos en calorías ayuda a las personas con diabetes de tipo 2 a controlar su peso corporal. Bebidas, yogures, postres y golosinas con edulcorantes bajos en calorías desempeñan un papel importante al aportar distintos rangos calóricos y ofrecer más opciones para la dieta. Para la American Diabetes Association y Diabetes UK, estos productos pueden ayudar a controlar las ansias de dulce sin poner en peligro los niveles de glucosa en sangre.

 

Salud dental.

Las caries dentales son provocadas por una falta de higiene bucal en la que los carbohidratos presentes en la boca fermentan por la acción de bacterias que se encuentran de forma natural, y se produce ácido. Parte de este ácido se neutraliza mediante la saliva, pero, sin una buena higiene dental, el ácido restante provocará la desmineralización de los dientes y causará la aparición de caries. Los edulcorantes bajos en calorías no pueden ser metabolizados por las bacterias bucales para formar ácidos, por lo que  no contribuyen a la aparición de caries en los dientes.

 

3. Seguridad.

Ingesta Diaria Admisible (IDA), regulación y aprobación.

Todos los edulcorantes no calóricos usados en la producción de alimentos fueron sometidos a rigurosas pruebas de seguridad. La utilización de edulcorantes intensivos –considerados aditivos alimentarios– está armonizada en Mercosur y para su autorización en las distintas categorías de alimentos cada país establece sus propios niveles de uso, basándose en la información provista por el Codex Alimentarius.

L

a Ingesta Diaria Aceptable (IDA) indica la cantidad de edulcorante que se puede consumir a diario con seguridad durante toda la vida de una persona. Se calcula como fracción (una centésima parte) de la cantidad que demostró ser segura en modelos animales. Los estudios confirman que la cantidad de edulcorantes bajos en calorías que se consume realmente está por debajo de la IDA.

 

Afirmaciones sobre efectos adversos sobre la salud.

Durante las últimas décadas, hubo afirmaciones acerca de que los edulcorantes bajos en calorías están asociados a distintos efectos adversos. Los medios de comunicación se hacen eco de informes anecdóticos sin fundamento, lo que genera incertidumbre entre los consumidores. La responsabilidad de examinar cada nueva información relativa a la seguridad de los ingredientes alimentarios es competencia de EFSA y las opiniones sobre los edulcorantes se revisan cuando es necesario. El consejo de EFSA a la Comisión Europea no cambió: el uso de edulcorantes bajos en calorías en alimentos y bebidas, consumidos dentro del nivel de ingesta diaria admisible, no supone ninguna amenaza para la salud humana.

 

4. El futuro.

Se siguen desarrollando nuevos edulcorantes. Uno de los que está surgiendo  es el advantamo, elaborado a partir de una combinación de aspartamo y un componente de la vainilla. El advantamo como aditivo alimentario ya está aprobado en Australia y Nueva Zelanda. La Food and Drug Administration  estadounidense y EFSA también están estudiando su uso.

En conclusión, la población puede estar segura de que, gracias al riguroso marco normativo para su valoración y aprobación, los edulcorantes no calóricos son componentes seguros de nuestra dieta. Seguramente, los alimentos y bebidas que los contengan la integrarán cada vez más, ya que ayudan a ampliar las opciones para quienes deseen consumir menos calorías y mantener un peso saludable.

 

 



Agregue esta página a su red social preferida
 
 
 
 

Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player