Diabetes al día

Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Dr. Carlos Russo
Sindrome Metabolico: actualización.PDFImprimirE-mail
Escrito por Dr. Carlos Russo

Ya que en medicina las cosas cambian día a día, todos tenemos el derecho a estar informados al respecto. Por ello vamos a actualizar algunos aspectos del Síndrome Metabólico (SM), que me parecen interesantes.

El SM es un  conjunto de factores de riesgo vascular pero también de  Diabetes. Puede incluir: aumento de la glucemia, presión arterial alta, aumento de los triglicéridos, valores bajos del  colesterol llamado Bueno (HDL) y obesidad abdominal.

Su frecuencia va en aumento como consecuencia de la obesidad y del sedentarismo.

Este conjunto de alteraciones que configuran el SM, generan un estado protrombótico y proinflamatorio. Ello significa que existe mayor riesgo de sufrir trombosis, con sus consecuencias a veces mortales e inflamación de las arterias y  por ende,  favorecer la arteriosclerosis. De ahí que me interese tanto este tema, su prevención y su tratamiento, ya que la disfunción endotelial que se produce, como consecuencia de lo antes mencionado, conduce a la disfunción eréctil.

Las personas con SM duplican el riesgo de complicaciones cardiovasculares en un período de 5-10 años si lo comparamos con las personas sanas, y el riesgo de sufrir de Diabetes tipo 2 es 5 veces mayor que en los individuos sanos.

La resistencia a la insulina con hiperinsulinemia compensadora, era, hasta hace unos años, condición imprescindible para diagnosticar el SM. Con posterioridad, se dejo de considerar  la resistencia a la insulina como imprescindible y se consideró que 3 de los siguientes 5 factores, alcanzaban para definir el síndrome: obesidad abdominal, aumento de los triglicéridos, colesterol HDL bajo, hipertensión arterial y glucemia de ayuno aumentada.

Diferentes asociaciones médicas utilizan distintos parámetros en sus definiciones del SM. Aun hoy, se discute si el perímetro abdominal debe ser menor de 94 cm. para el varón y de 80 cm. para la mujer, o menor de 102 y 88 cm. respectivamente.

Para la OMS, hay dos niveles de obesidad abdominal a partir de los cuales se habla de complicaciones metabólicas.

Tenemos entonces, riesgo aumentado  con circunferencias abdominales iguales o mayores a 94 cm. en el hombre y mayores o iguales a 80 cm. en la mujer, y riesgo muy aumentado con valores iguales o mayores a 102 cm. y 88. cm para el hombre y la mujer, respectivamente.

Hoy en día, tampoco se considera a la obesidad abdominal como un factor imprescindible para diagnosticar el SM. Alcanza con que 3 de los 5 factores que ya vimos, sean cuales sean, estén presentes, para diagnosticarlo.
Parte de la importancia que le damos al SM, es que un gran número de los pacientes portadores de este síndrome, también tienen Diabetes tipo 2. Por ello es que me interesa su diagnóstico cuando sospecho que un paciente que me consulta por una disfunción eréctil, pueda tenerlo.

Si bien, tres de los factores que configuran el SM, son diagnosticados por exámenes de laboratorio, la obesidad y la hipertensión son de diagnóstico clínico muy simple: solo debemos tomar la presión y medir la circunferencia abdominal.

La prevalencia de este cuadro va en aumento por lo que dije al principio: mayor porcentaje de obesos y mayor porcentaje de sedentarios. Probablemente esto sea consecuencia del modelo de vida que se lleva en el mundo moderno, con una menor exigencia de tareas físicas y con mayor exigencia de tareas intelectuales que a su vez se encuentran mejor remuneradas.

Lo que particularmente destaco es el gradual y progresivo aumento de las consultas que  recibo de pacientes con disfunción eréctil y que padecen de obesidad, hipertensión, y por supuesto, de Diabetes.

Me alarma el que sean pacientes cada vez más jóvenes y que muy frecuentemente, no toman a su enfermedad metabólica en serio. Eso es un gran problema cuando no se hace conciencia de la Diabetes y sucede a menudo en pacientes que no tienen síntomas. Ese paciente no se siente enfermo. Considera que su trastorno de erección es un cuadro pasajero, transitorio. Pero, la disfunción eréctil es un síntoma de un órgano que suele ser el blanco de la Diabetes dado la fragilidad de sus componentes neurovasculares. Debido a ello, una vez que se manifiesta, suele instalarse definitivamente. Por otra parte, su presencia ya nos habla de un sufrimiento vascular que con el tiempo se generalizara a todo el sistema.

Está en cada una de nosotros, la responsabilidad de hacer prevención y consultar a tiempo.



Agregue esta página a su red social preferida
 
 
 
 

Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player