Diabetes al día

Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Dr. Carlos Russo
La Disfunción Eréctil de Origen Neurológico - 1ª PartePDFImprimirE-mail
Escrito por Dr. Carlos Russo

Si bien la disfunción eréctil se considera multifactorial, el origen exclusivamente neurogénico de esta afección se ve con relativa frecuencia.

Tanto en lo anatómico como en lo fisiológico debemos analizar, por un lado el sistema nervioso central y por otro lado,  el sistema nervioso periférico.

Vamos a limitarnos a las enfermedades más frecuentes que pueden generar esta dificultad en nuestra respuesta sexual.

Disfunción eréctil de causa central.

Esclerosis múltiple.
Es una enfermedad que evoluciona por empujes y remisiones y se caracteriza por la aparición de inflamación y de desmielinizacion del sistema nervioso central.

Se puede presentar de diferentes formas clínicas con pérdida de fuerza en uno o más miembros, temblores, pérdida del equilibrio, alteraciones de la coordinación, visión doble, trastornos del habla, trastornos genitourinarios, entre otros síntomas.

Los problemas sexuales en la esclerosis múltiple afectan a casi el 90 % de los varones siendo la disfunción eréctil lo más frecuente llegando al 60 %, las alteraciones de la eyaculación, en el 50 % y la disminución del deseo en el 35 % aproximadamente.

Si bien al principio las alteraciones son parciales, pueden terminar siendo totales con el progreso de la enfermedad neurológica. Influyen factores como el nivel de educación, el tiempo de evolución, la gravedad del proceso, la presencia de depresión síquica y de elementos esfinterianos y los efectos secundarios de los fármacos.

Enfermedad de Parkinson.
Es una enfermedad neurodegenerativa que se presenta en la clínica con rigidez de los miembros y/o del tronco, temblor característico de reposo, lentitud en los movimientos con una marcha lenta con tendencia a la caída hacia adelante.

Si el proceso degenerativo progresa anatómicamente, afecta a los centros relacionados con la sexualidad.

La dopamina es un neurotransmisor de enorme jerarquía en  las vías del proceso eréctil y del deseo sexual. Dado que la enfermedad de Parkinson tiene su origen en la pérdida de las neuronas dopaminergicas, es comprensible la íntima relación entre lo neurológico y lo sexual en estos pacientes afectando a casi el 80 % de ellos.

El tiempo de evolución del Parkinson, los síntomas motores que vimos, la perdida de independencia funcional, las alteraciones del esquema corporal, entre otros síntomas, llevan a la disfunción eréctil agravada aún más si existía una patología previa.

Epilepsia.
La frecuencia de la disfunción eréctil en el paciente epiléptico es sensiblemente mayor que en la población general. A mayor numero de crisis o a mayores niveles de stress, más frecuente es la disfunción eréctil.

La epilepsia del lóbulo temporal genera mayores dificultades sexuales que la epilepsia primaria generalizada.

Si bien diferentes elementos dentro de la epilepsia pueden dar origen a las alteraciones sexuales, los fármacos antiepilépticos generan alteraciones de las hormonas sexuales al influir sobre el eje hipotálamo-hipofiso-gonadal.

Ataque cerebrovascular.
Las dificultades generadas no solo en la motricidad, (hemiplejia),  de los pacientes, sino también en la imposibilidad de comunicarse adecuadamente, influyen de manera notoria en la sexualidad. La edad, el sexo, la región encefálica afectada, la presencia de espasticidad que es una forma de rigidez de los miembros, la perdida de sensaciones como también la afectación esfinteriana que puede determinar el uso de sonda vesical, son algunos de los elementos a considerar en la sexualidad de estos pacientes.

El ataque cerebrovascular puede ser consecuencia de la presencia de algún factor de riesgo vascular que obligue al uso de medicación que a su vez, disminuye libido o erección.

Enfermedad de Alzheimer.
Esta enfermedad conduce a una forma de demencia en la cual convergen una serie de síntomas afectivos. Uno de los más frecuentes son las alteraciones de la conducta sexual y dentro de ellos, la disfunción eréctil.

Traumatismos craneoencefálicos.
La disfunción eréctil ocurre en el 35 al 55 % de los accidentados. Puede ser consecuencia del daño cerebral, de las alteraciones de la conducta y el humor y de las secuelas en lo motor, sensorial, esfinteriano, etc.

La depresión síquica es un predictor muy sensible en cuanto a la evolución de la alteración sexual.

Las lesiones de la medula espinal.
Ya hemos profundizado en el aspecto sexual del lesionado medular en artículos anteriores de Diabetes Al Dia.

Tomado y modificado de: Arch. Esp. Urol., 61, 3 (403-411), 2008
Consuelo Valles Antuña, J. M. Fernández Gómez, S. Escaf.  y Fernando Fernández-González.



Agregue esta página a su red social preferida
 
 
 
 

Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player