Diabetes al día

Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Dr. Ismael Terzano
Candidiasis Cutáneo Mucosas Superficiales.PDFImprimirE-mail
Escrito por Dr. Ismael Terzano

La persona diabética tiene tendencia a padecer algunas afecciones cutáneas con mayor frecuencia que los no diabéticos.

Hoy nos vamos referir a la Micosis (hongos) superficiales como es la candidiasis cutáneo mucosas superficiales.

Las distintas y variadas formas clínicas de la candidiasis se deben a complejas interacciones entre la cándida y el huésped que se ha vuelto susceptible a la infección, como es el caso de la diabetes.

La candidiasis asienta además en pacientes que presentan un sistema de defensas muy disminuido debido a múltiples causas.

Es una infección oportunista en la que se deben distinguir tres formas.
1- Como saprofita es decir, está presente en la zona en pequeña cantidad y en equilibrio con otros microorganismos que constituyen la flora normal.
2- Colonización de la levedura (candida - hongo) se multiplica porque las condiciones locales lo permiten.
3- La tercera etapa es la infección propiamente dicha o sea que es un estado parasitario.

La cándida albicans está presente en el tubo digestivo y en condiciones normales no está presente en la piel.

Las candidiasis cutáneas se manifiestan sobre todo en los pliegues cutáneos y se expresan por lesiones inflamatorias (rojas) con grietas en el fondo de ellas.

Puede asentar en grandes pliegues como son: inguinales, abdominales, submamarios, axilares, glúteos o en pequeños pliegues como la comisura labial, ano, espacios interdigitales de pies o manos. Las lesiones son idénticas, comienzan en el fondo de los pliegues y se extienden por las caras laterales de las superficies cutáneas en contacto.

Habitualmente la piel está eritematosa, brillante y macerada con una grieta en el fondo del pliegue. A veces las lesiones cutáneas son secas y descamativas. El paciente refiere una sensación de quemazón, dolor o picazón.

Circunstancias favorecedoras.
La alteración de la piel permite la invasión superficial de la cándida. A nivel de las manos, la modificación de esta barrera natural se produce por el contacto repetido con el agua como por traumatismos mecánicos o químicos, por la aplicación de jugo de limón azucarado o la administración de corticoides por via local (cremas) o general (comprimidos o inyectables).

Candidiasis ungueales.
Casi siempre la afección comienza por un proceso inflamatorio del pliegue que recubre la uña (donde está la cutícula) La lámina ungueal es parasitada luego, presentando la uña afectada surcos transversales. La uña puede adquirir un color amarillo, verdoso, marrón o negro. Las candidiasis son más frecuentes en las uñas de la manos, son raras las candidiasis en los pies.
Otro factor favorecedor de la candidiasis de manos son los traumatismos físicos o químicos de la cutículas.



Candidiasis de las mucosas.
Es frecuente la localización en la cavidad oral y se manifiestan por una mucosa roja sobre la que asientan placas blancas, como la leche cortada.

La persona se queja de ardor, sensación de quemazón, pérdida del gusto, a veces se acompañan de boqueras.

Las candidiasis de mucosas son frecuentes en la edades extremas de la vida, o sea en el recién nacido y el anciano. En el recién nacido hay un sistema inmune, o sea de defensa inmaduro; y en el anciano hay una multiplicidad de factores favorecedores.

En el diabético la concentración de glucosa en la saliva está aumentada y por lo tanto la cándida está aumentada en la cavidad oral.

Otros factores que favorecen la candidiasis de la mucosas es la administración de antibióticos por vía oral ya que estos pueden alterar el equilibrio de la flora normal.



Candidiasis genitales.

En la mujer prurito (picazón) como la presencia de flujo blanquecino son síntomas característicos de candidiasis vulvo vaginal pero no son específicos.

En el hombre se produce un proceso inflamatorio del glande, el cual se muestra rojo, inflamado, con picazón. Cuando un hombre consulta por esta sintomatología siempre debemos descartar una diabetes.

Esta afección se considera una infección oportunista y no una enfermedad de transmisión sexual. Debemos de tener presente que la diabetes es una alteración metabólica cada vez más frecuente en el ser humano y nuestra obligación es detectarla precozmente.

Los dermatólogos tenemos la ventaja de observar directamente las alteraciones cutáneas y a través de esta ventana podemos diagnosticar en forma temprana la diabetes.



Agregue esta página a su red social preferida
 
 
 
 

Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player