Diabetes al día

Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Lic. en Nut. María del Carmen Rodríguez
Alimentarnos con Responsabilidad.PDFImprimirE-mail
Escrito por Lic. en Nut. María del Carmen Rodríguez

Hablar de diabetes es mencionar el plan de alimentación y el ejercicio, entre todo un caudal de recomendaciones y de información que debe recibir la persona que la padece.

El plan de alimentación -que es personal-, considera además la etapa de la enfermedad: si es en el inicio, si es un niño o un adulto,  y  el estado psíquico en que se encuentra la persona, cómo está viviendo ese diagnóstico. Se deben considerar una serie de factores que no mencionaré ahora. Pero además tenemos que tener en cuenta el poder adquisitivo que tiene cada paciente cuando indicamos los alimentos que puede comer.

Una alimentación adecuada, correcta, es para mejorar la calidad de vida en general, y algunos de los objetivos de la misma son:
-mantener los niveles de glucosa en sangre lo  más cercanos a lo normal.
-mantener los niveles de grasas en sangre dentro de los límites  normales
-asegurar un aporte nutricional adecuado para niños y adolescentes, que les permita su crecimiento y desarrollo normal
-evitar y prevenir la hipoglucemia

Una lista mucho más extensa de objetivos deberian estar detallados pero no es el fin de esta breve nota. Lo importante es que la persona con diabetes logre ese balance o equilibrio casi perfecto, o bien adecuado para un óptimo control metabólico de su diabetes. Para ello debe saber seleccionar los alimentos que va a consumir y a compartir con su familia. Es por eso que le recordamos una vez más que lea correctamente las etiquetas, fijándose en los ingredientes, en las calorías y la cantidad de glúcidos de la porción que está especificada en el envase del producto.

Pero mientras cada persona aprende a manejar su diabetes, los meses del año “corren ligero” y sin darnos cuenta llegamos al número 12, Diciembre. Este mes nos acerca fiestas, reuniones, y nos compromete a ver familiares y amigos.

Nos hace recapacitar, pensar y no falta la oportunidad de hacer el famoso balance anual.

Diciembre, mes de proyectos futuros como: “el próximo año voy hacer…” o “intentaré estudiar más…”, o “voy a cuidar mejor mi cuerpo…”, “voy a cuidar y respetar mi diabetes…”, “el año que viene voy a cumplir con mi dieta…”.

Querido lector: no espere al año que viene para cuidar su diabetes, ella lo necesita hoy, ahora. Es usted, y solo usted, el que vive los 365 días del año con ella, y solo usted sabe cuales son sus dificultades, sus deseos de estar bien, el apegarse a su tratamiento o el no querer comprometerse con el mismo.

Para este Diciembre, sea Usted el que planifique una comida saludable para todos. Sea optimista, ¡usted puede…! Deje volar la imaginación y proponga para toda su familia un menú saludable, con preparaciones variadas, coloridas, sin exagerar en los condimentos, con bajo contenido en grasas y con o sin  agregado de sal.

Pero las fiestas y celebraciones  de este mes son el momento para que aparezcan postres, helados, turrones, frutas secas  y muchas tentaciones más en la mesa familiar. Una vez más, tenga a su nutricionista como aliada para estos momentos, y aproveche a fondo las recomendaciones que ella le indique para con estos alimentos. Dejemos de lado que solo “los diabéticos” son los que deben controlar la ingesta de los mismos, ya que no es así. Las personas que se han esmerado en bajar de peso, cumpliendo tratamientos estrictos y cuidadosos, aquellos que deben bajar el consumo de grasas por tener dislipemias, los que tienen problemas gástricos o hepáticos… todos ellos también deben ser cuidadosos en esos festejos, porque el organismo es el que no entiende de fechas ni festejos y debemos ser cautelosos: festejar, compartir, no es excederse y luego pasar mal.

Elegir carnes magras,  retirarle la grasa visible, evitar las achuras y las salsas con alto contenido en grasas, preparar ensaladas con variedad de vegetales combinando colores y sabores, poner en la parrilla vegetales para asar, elegir mayonesas con bajo contenido graso, no abusar de los helados aunque sean dietéticos, así como postres.  Sea prudente con la “picada” previa a las comidas, ya que un abuso en el aperitivo es el fantasma de una glucemia elevada  post-comida.

Si usted es diabético y se inyecta insulina (diabético tipo1 o insulino requirente) no olvide que debe controlar el consumo de alcohol, por el riesgo de hipoglucemia posterior a la ingesta.
Resumiendo: Nochebuena, Navidad, Fin de Año y Año Nuevo son días muy importantes para algunas personas, y para otras solo un momento, pero para las personas con diabetes son días donde hay que redoblar esfuerzos para seguir estando bien.

“Cuida tu cuerpo con fidelidad a toda prueba. El alma solo puede ver por esos ojos y, si se empañan, el mundo entero estará nublado”
Johann Wolfgang von Goethe   1749-1832.    




Agregue esta página a su red social preferida
 
 
 
 

Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player