Diabetes al día

Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Dr. Ismael Terzano
Cuidados de la piel en el Verano.PDFImprimirE-mail
Escrito por Dr. Ismael Terzano

-¿Qué debemos considerar cuando nos vamos de vacaciones durante  los meses de verano y hacemos playa, paseos al aire libre, deportes, cuando la exposición al sol puede ser un problema si no nos protegemos?
Es importante crear pautas en la niñez para protegerse de la radiación solar. Cuando uno crea pautas en la niñez, es muy difícil que estas puedan ser cambiadas en el futuro, por lo tanto nosotros tenemos que apuntar al niño, pero no vamos a descuidar al adolescente y al adulto y al anciano.

Cuando nosotros tenemos que educar a nuestros hijos, le vamos a decir qué tiene que hacer para protegerse de la radiación excesiva del sol. Debemos pensar que el sol es importante porque es el gran fijador de vitamina D en los huesos. Solo alcanza con unos pocos minutos –cinco minutos- tres veces a la semana (sin interposición de vidrio), para que un niño o lactante pueda fijar su vitamina D y el calcio en los huesos. No  necesita estar una hora por día expuesto al sol.

El sol es un antidepresivo por excelencia, pero por supuesto que lo necesitamos además para la vida y la fotosíntesis. Nosotros tenemos que tratar de medir y evitar la sobreexposición solar, ya que en la zona del Río de la Plata fundamentalmente la radiación solar llega realmente en una cantidad importante a diferencia del Hemisferio Norte. En esta zona la disminución de la capa de ozono lleva a una  mayor penetración de radiación ultravioleta de tipo A y B.

Nosotros tenemos que cuidarnos más que en el Caribe, a diferencia de antes cuando se decía que el sol del Caribe era “más dañino que el del Río de la Plata”, ahora pasa totalmente lo contrario, y esto es por disminución de la capa de ozono en esta zona. Entonces, nosotros tenemos que educar -como dijimos- a todos, decirles que se pueden exponer al  sol porque es necesario para la vida, pero  deben:

-Cuidar los  horarios, por ejemplo con la nueva hora en Uruguay, entre las 11.00 y las 17.00 hrs. es el período de tiempo en que los  rayos solares caen “más a  pico”, es decir, más perpendiculares a la tierra y por lo tanto la radiación ultravioleta va a ser mucho más dañina que en otros horarios. La hora importa mucho si uno está muy expuesto al sol.

-Elegir la ropa que uno usa porque, ¿qué pasa? Cuando nosotros queremos protegernos del sol y sentirnos frescos usamos ropa claras, pero justamente éstos colores son los que NO protegen de la radiación ultra violeta, protegen sí de la radiación infrarroja que es la que da calor a la piel. Por lo tanto, la ropa clara es fresca y la ropa oscura es caliente. Le vamos aconsejar a la persona -además de los horarios-, que si se quiere proteger el tronco, el pecho, la espalda lo mejor es un bucito de color azul o negro. Los que menos protegen a la piel son el color verde, amarillo y los claros.

-Usar  una fotoprotección, por ejemplo va a tener que usar lentes de sol, aquellos apropiados para que disminuyan o filtren mucho la radiación ultravioleta que pasa hacia el ojo.

-Usar sombrero, porque es muy distinto una persona que tiene mucho cabello a una persona que sea calva. Esa piel está adaptada para estar protegida  por el pelo, pero no está adaptada sin pelo, por  lo tanto es la piel más sensible por dos motivos que son, primero, porque carece de adaptación a la radiación ultravioleta y segundo que es una zona topográfíca del cuerpo humano en donde los rayos solares caen en forma más vertical, perpendicular,  por eso es que aconsejamos usar sombrero.

-Elegir correctamente un fotoprotector para la piel. La gente se ha venido informando más sobre los fotoprotectores. No hay que confundir que los auto-bronceantes no son fotoprotectores. Es decir, el fotoprotector es un preparado químico o físico, que aplicado sobre la piel produce o forma una barrera que disminuye y evita la penetración de rayos solares ultravioletas a la piel.  El fotoprotector  viene en cremas, en gel, en loción. Los protectores físicos por ejemplo son pantallas físicas no químicas.

Las pantallas físicas directamente reflejan el sol y lo absorben, pero fundamentalmente lo reflejan, la gente a veces no los usa porque deja  la piel un poco blanca. A diferencia de pantallas químicas que cada vez se están haciendo cosméticamente mejores, más aceptables para la piel, que se absorban más rápidamente por la piel, se notan poco, ya que todo tiene que ser cosméticamente muy aceptable y realmente están siendo así.



Hay que enseñar cómo aplicar las pantallas sobre las zonas de exposición solar, por ejemplo: si vamos a la playa nosotros sabemos que en las zonas más convexas el sol cae más a pique: en la cara, en la zona de los pómulos, mejillas, hombros, cara anterior del muslo, los antebrazos, dorso de mano, son zonas muy expuestas al sol.

El sol actualmente quema, lastima y duele, pero tenemos que decirle al paciente, a la persona, que debe usar el fotoprotector y aplicárselo media hora antes de salir de su casa porque los fotoprotectores químicos producen una reacción química con la piel, en la cual su acción permite actuar en un 100 %  alrededor de los 20 minutos después de aplicado. No hay que hacer lo que hacen muchas familias que van a la playa, acomodan a los niños, las sombrillas, los bolsos y mientras ordenan todo el mini campamento paso 30 o 45 minutos, aplican el fotoprotector, pasaron 20 minutos más y tomaron 1 hora y pico de sol y por los tanto después dicen: este fotoprotector no sirve para nada, entonces no es que sea así, si no que no está bien aplicado.

Hay que tener en cuenta que el fotoprotector hay que aplicarlo media hora antes de salir de la casa y que si la exposición solar es realmente muy intensa o va a ser muy extensa hay que reaplicarlo cada 2 horas y media más o menos. Si va a la playa y se da un baño y sale por más que sea resistente al agua debe aplicarse el fotoprotector otra  vez. De esa forma estamos protegiendo correctamente la piel. Lo que le pasa a la gente que a veces no está bien informada y se aplica el fotoprotector mal.

La persona  que tiene un fondo o una terraza y va varias veces  a tender ropa o  está 15 a 20 minutos al sol, debe estar protegida con un fotoprotector.

Las pantallas físicas se hacen con dióxido de titanio, óxido  de zinc, tienen brillo y quedan de color muy blanco y no son muy aceptadas cosméticamente.

No se tendrían que vender factores menos de 15,  por lo menos debemos partir de ahí para arriba. Un factor 15 correctamente aplicado es excelente fotoprotector. Hay  nacionales e importados; en nuestro país hay excelentes, y  por suerte han  bajado sus precios.

Estamos haciendo prevención de cáncer cutáneo. Hay de tres tipos: los  epiteliomas basocelulares, los espinocelulares y los melanomas, que son los más peligrosos. Los frecuentes son los basocelulares  y los espinocelulares. Un individuo que tenga una gran exposición  solar como un hombre de campo u un marino o que esté expuesto al sol todo el año tiene más incidencia de padecer epiteliomas espinocelulares.
Aquellas personas que han recibidos quemaduras violentas, graves, especialmente en la niñez sobre todo, que han tenido ampollas, que han sido internados por deshidratación, se ha visto que con estos antecedentes hay más incidencia de melanomas. Éste es el más agresivo de los tres. Los epiteliomas espinocelulares y basocelulares pueden padecerlos aquellas personas que tienen una gran exposición solar que con el pasar de  los años pueden tener más posibilidades de un tumor epitelial  cutáneo.

Hay que insistir en los cuidados, asesorar a la población cómo se debe de proteger para evitar los daños futuros, no solo el envejecimiento, ya que fundamentalmente es la patología tumoral cutánea maligna.



-¿Los tumores son controlables?

Los tumores epiteliomas vasocelulres y espinocelulares con diagnóstico precoz son controlables, nadie se va a morir de esto; el que tiene más riesgo es el melanoma. Pero hay que señalar algo importante: en el Uruguay aumentó el número de consultas para ir a controlarse un lunar. Antes ninguna persona iba a controlarse un lunar al consultorio dermatológico, salvo que apareciera un bulto o un lunar negro llamativo. Hoy aumentaron mucho las consultas solo en controles de lunares, van una vez al año al dermatólogo y se hacen un control.  Es importante el control cuando hay un cambio en el lunar, o hay varios nevos -que son los lunares pigmentados- y cuando pesan los  antecedentes de tumores en la familia, entonces el control es muy importante. La gente se ha “puesto las pilas” y consulta.

Con respecto al fotoenvejecimiento -o sea el daño solar-, va a ser igual si la persona es diabética o no.

-¿El paciente diabético debe tener un cuidado especial?

El paciente diabético tiene una piel más fina, hay que darle una buena hidratación, lubricación, aplicarle preparados que contengan  aceite y agua para  hidratar y  proteger la piel. También pueden haber pacientes que no son diabéticos y que tienen una piel muy seca por otros factores, ya sean familiares, un hipotiroidismo o por que son alérgicos y su piel es seca y hay que hidratarla.

-¿Cuándo se puede empezar a usar la pantalla solar?
-La pantalla solar se puede empezar a usar a partir de los 6 meses de edad, no es aconsejable antes por la irritación cutánea, porque es una piel que no ha madurado para exponerlo a un producto químico.
La gente lo que quiere es broncearse y  protegerse de la radiación solar. Las dos cosas no son compatibles. ¿Qué es lo que pasa con el bronceado? Frente a una agresión como la radiación ultravioleta de la piel, ésta se defiende por dos mecanismos:

-Uno es inmediato que aparece a las pocas horas y al otro día, que es la pigmentación de la piel, el bronceado.

-El otro mecanismo de defensa es que aumenta el espesor de la piel. La persona que está muy asoleada  durante su vida (el hombre de campo, el marino) tiene una piel gruesa, porque es un mecanismo de defensa de su piel, lo que la gente dice “piel curtida”.

En el año 1920 cuando Chanel aparece bronceada en Francia, en esa época la gente “copió” estar bronceado ya que era símbolo de estar saludable, de tener prosperidad. ¡Son modas!

-¿La cama solar, también es un moda?

-Ningún dermatólogo va a poyar el tratamiento con cama solar. ¿Qué es lo que pasa? Si la persona está recibiendo radiación solar de parte de sol y se le agrega la cama solar, va a tener más radiación, entonces ésto no se aconseja. Si la persona se expone  dos, tres o cuatro veces a la cama solar para tener un bronceado leve no es algo maligno. Pero, lo que hay que evitar es la sobreexposición a los rayos ultravioletas.



-¿Qué pasa con los días nublados?
-Lo que sucede en estos días es que la radiación ultravioleta pasa pero la  infrarroja se detiene. Por eso el día nublado es fresco, uno puede estar expuesto varias horas al sol y no sentir que el sol está lastimando. Son las quemaduras más violentas que existen, porque uno está mas horas sin protección, y se broncea rápidamente. 

-¿Además de los foto protectores, hay cremas que son importantes para el cuidado de la piel?
-Cuando uno va a la playa se pone un fotoprotector. Cuando uno regresa hay que hidratar la piel, humectarla. Hay que humectar e hidratar.
Consumir líquidos es tan importante que debemos resaltar que los lactantes y los ancianos pueden perder mucho agua rápidamente, por lo tanto al lactante se le debe proteger del sol por la deshidratación aguda. El anciano tiene otro ritmo de tomar líquido a partir del avance de los años. Tomamos menos líquido, la sensación de sed se pierde y por lo tanto hay que recordar tomar líquido. Por eso es mucho más fácil que se  deshidraten un anciano y un lactante. Recordemos lo que pasó en Francia hace unos años, que murieron ancianos por la ola de calor que hubo y la deshidratación. Para hidratarse hay que tomar agua. Una costumbre o hábito de los uruguayos es tomar mate,  este hidrata pero la pérdida de líquido que se aporta es más rápida.



Agregue esta página a su red social preferida
 
 
 
 

Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player