Diabetes al día

Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Lic. en Nut. María del Carmen Rodríguez
Leyendo las etiquetas de los alimentos.PDFImprimirE-mail
Escrito por Lic. en Nut. María del Carmen Rodríguez

Cuando nos enfrentamos a un alimento envasado es importante saber leer e interpretar la información que la etiqueta nos brinda.

Un envase difiere de otro según el alimento que contiene y la composición nutricional del mismo Las personas deben saber interpretar esa información para seleccionar con mayor libertad y responsabilidad lo que va a comprar.
La etiqueta  brinda la información nutricional del producto sobre calorías y la cantidad en gramos de las proteínas, glúcidos y grasas, además de otros nutrientes como  las vitaminas.
Vamos a  interpretar  la composición nutricional que plantea un envase simple como es el de una  bolsa de leche. En el envase esta anotado la composición de la leche que elegimos:



La columna que dice valor promedio está informando sobre la cantidad de calorías y nutrientes que tiene la leche cada 100 ml. y en 250 ml. que es una taza. Los glúcidos corresponden  a la lactosa, que es lo que le da ese sabor dulce natural a la leche. Cuando la persona con diabetes abusa del consumo de leche el valor de su glucemia se eleva porque  ese glúcido -la lactosa- lo está provocando.

Los lípidos o grasas varían de una leche a otra según estemos eligiendo entera, semi descremada o descremada. Lo que  cambia es el contenido de grasa y no las proteínas y los glúcidos. Si es una leche enriquecida con hierro, calcio o vitaminas, no cambia el contenido en glúcidos ni de proteínas, pero sí varía el de lípidos. Veamos el caso de una leche ultrapasteurizada y semidescremada extra Calcio:



Pero si en lugar de esta etiqueta  que corresponde a leche, nos enfrentamos a otra como la siguiente que es de:



La lectura de esta etiqueta dice producto cocido. Además establece hidratos de carbono que es lo mismo que decir glúcidos. En ambos casos no se detalla si contiene vitaminas  o si se le agregaron las mismas.
En otras etiquetas se plantea Valor Energético  por 100 g. y por UNIDAD, ejemplo de esto es la siguiente:



Como estamos mencionando que son galletas, el carbohidrato o glúcido de la misma es el almidón.
Otras etiquetas nos plantea cuanto es una porción y cuantas porciones  rinde el paquete:

Otras etiquetas plantean que tipo de grasas tiene el alimento y si tienen colesterol o no.
Pero hay etiquetas que aclaran que el alimento que elegimos está modificado en su contenido calórico, glucídico, o en la cantidad de grasas que tiene. Muchas veces la información nutricional de una etiqueta es más compleja como la siguiente.



Esta detalla el tamaño de la porción y especifica que valores son cada 100 gramos y por porción. Pero se aclara: la cantidad de glúcidos totales y qué cantidad de azúcar hay dentro de ese total, las grasas totales, y especifica qué cantidad de grasas y tipo (saturadas, poliinsaturadas y monoinsaturadas), además de la cantidad de fibra y tipo de la misma. Aparecen el sodio y el potasio, dos minerales importantes en nuestra alimentación, y por último las vitaminas.

Lo que hay que considerar y no olvidar es que las etiquetas nos informan de lo que vamos a comer, y las personas debemos saber si lo que elegimos es saludable o no para el organismo. Seguiremos informando sobre este tema en otras entregas.

Importante: aquellas personas con dificultad visual para leer la letra pequeña que detalla la Información nutricional deberían recurrir al apoyo de una lupa.



Agregue esta página a su red social preferida
 
 
 
 

Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player