Diabetes al día

Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Dra. Virginia Ortega
La Diabetes en la Pubertad.PDFImprimirE-mail
Escrito por Dra. Virginia Ortega

La Pubertad es un proceso biológico que convierte al niño en adulto, tanto desde el punto de vista morfológico como funcional,  y por tanto con capacidad reproductora. Comprende cambios y logros:

Cambios: 
-Instalación y desarrollo de los caracteres sexuales secundarios.
-Aceleración del crecimiento “estirón puberal”.
-Inestabilidad emocional.

Logros:
-Sexualidad y capacidad reproductora.
-Talla adulta y máximo pico de masa ósea.
-Conformación de personalidad.

Su característica inicial es la aparición de la la pulsatilidad nocturna en la liberación del estimulador hipotalámico GnRH. Por su estímulo sobrevendrá la elevación de las gonodotrofinas (LH y FSH) y por ellas, de los esteroides sexuales gonadales (estrógenos y andrógenos).



La consecuencia clínica de esto será la aparición de los caracteres sexuales secundarios. En general en las niñas esto sucede entre los 8,5 y 13 años de edad, mientras que en el varón ocurren entre los 9,5 y los 14 años.
Habitualmente el primer elemento puberal en la niña es la telarquía (desarrollo del botón mamario), y en el varón es el aumento del tamaño testicular mayor de 2,5 cm. en su eje mayor o 4 cm3 medido por el orquidómetro de Prader.

El desarrollo del botón mamario y el aumento del tamaño testicular son reales traductores de la activación del eje hipotalámico-hipofisiario gonadal, que se inició en la pubertad). Recordemos que desde el siglo XX se ha notado un adelanto en el desarrollo puberal en el tiempo, independiente del carácter étnico o geográfico, pero si relacionado con factores socioeconómicos y nutricionales. La obesidad, -pandemia del siglo XXI-, es uno de ellos. En los niños obesos se ven habitualmete adelantos puberales.

La pubertad tiene alteraciones en su inicio: precocidad y retardo.
La precocidad se define en la niña con la aparición de:
-Telarquía. Botón mamario antes de los 7,5 años.
-Pubarquía.  Vello pubiano antes de los 8,5 años.
Monarquía. Primera menstruación antes de los 9,5 años.

La precocidad se define en el varón con la aparición de:
-Aumento del tamaño testicular antes de los 9 años.
-Pubarquía antes de los 9 años.

El retardo se define como la ausencia de cualquier carácter sexual antes de los 13 años en las niñas y antes de los 14 en los varones. Ausencia de la menarquia a los 16 años de edad.

La pubertad también tiene alteraciones en sus etapas: detención o interrupción.
Se considera detenida o interrumpida  cuando han pasado más de 5 años entre el inicio del desarrollo mamario y la menarquía o aumento testicular y el testículo adulto mayor de 15 cm3.

Detención o interrupción ocurre cuando hay ausencia de progresión de un estadío de TANNER (etapas de la pubertad) durante 2 años. El equipo de salud y los padres deben estar atentos del tiempo de aparición y avances de la pubertad. El abordaje correcto de las alteraciones de la pubertad pueden detectar desde un simple retraso constitucional del crecimiento y desarrollo (niños que crecen y se desarrollan igual que los demás pero en diferente tiempo) hasta patologías que encierran riesgo funcional y vital.

¿Cuáles son los elementos que disponemos para controlar el crecimiento y desarrollo?
-La historia clínica completa donde no pueden faltar los antecedentes familiares de talla y pubertad.
Las medidas de peso corporal y estatura para la valoración nutricional y construcción de las curvas de crecimiento y velocidad de crecimiento (cm. por año).
-Medidas antropométricas (proporciones corporales) pubis suelo (PS), segmento inferior, calculo de pubis vertex (PV).
-Tallas de los padres para el cálculo de previsión de talla adulta estimada de acuerdo a la genética.
-Edad ósea (radiografía de la mano no dominante). Universalmente se acepta la valoración de la edad ósea por el método llamado de Greulich y Pyle.
La valoración de la edad ósea es fundamental, la pubertad se correlaciona con la edad ósea y no con la cronológica (E. O.: 11 años mujer y 12 años varón).

¿Cuándo se debe consultar al equipo de salud?

1- Crecimiento lento o detenido evidenciado en la curva de crecimiento con cambio y disminución de percentil y de la velocidad de crecimiento.
2- Edad ósea  no acorde a la cronológica.
3 -Caracteres sexuales secundarios ausentes o detenidos en su desarrollo.

Efectos de la Diabetes en la pubertad.

Un niño  diabético con buen control metabólico inicia y trascurre la pubertad en forma normal. La fertilidad no está afectada. El mal control metabólico y la mala nutrición  la atrasan o detienen.

Influencia de los cambios puberales y de la hormona de crecimiento en el control diabético.
Para que la pubertad  se inicie y progrese es necesario el equilibrio hormonal y el buen estado nutricional.



La armonía del eje de la hormona de crecimiento (GH),  sus factores de crecimiento (IGF1) y proteínas transportadoras junto a la secreción de esteroides sexuales (E2 -T) y  hormonas tiroideas (T3L_T4L).
La insulina circulante está aumentada en relación estrecha a la velocidad de crecimiento, unido a que la pubertad en sí misma es un estado de insulino resistencia fisiológico.
La hormona de crecimiento se segrega mayoritariamente en la noche y eso explica la hiperglicemia del amanecer.

Estos hechos fisiológicos en el joven diabético provocan hiperglucemias -muchas veces significativas-, que alarman al paciente y a su familia sin que estén correlacionadas con un avance de la enfermedad. No son más que una consecuencia normal de estos cambios hormonales y son corregidas con el aumento de la dosis de insulina adecuada a su monitoreo.
Niño, joven diabético y padres: la pubertad con un buen control metabólico y correcto estado nutricional es exactamente igual de confusa, divertida y hermosa que la del niño y joven no diabético.



Agregue esta página a su red social preferida
 
 
 
 

Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player