Diabetes al día

Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Dr. Oscar Acuña
Hablemos de Diabetes Gestacional.PDFImprimirE-mail
Escrito por Dr. Oscar Acuña

-¿Qué es la diabetes gestacional?
-Es la diabetes que se diagnostica durante el embarazo. Es muy importante para el diagnóstico, pensar en ella, buscando los factores de riesgo que la favorecen, como por ejemplo la obesidad, los antecedentes familiares de diabetes, el antecedente de un hijo previo de cuatro quilos o más en el momento del nacimiento, el antecedente de haber cursado un embarazo previo con diabetes gestacional. Hay recomendaciones que aconsejan el despistaje de diabetes gestacional a todas las embarazadas,

-¿Cómo se puede saber si se esta cursando un embarazo con diabetes gestacional?
-En la diabetes gestacional no se presentan los clásicos síntomas de la diabetes que se cursa fuera del embarazo, a excepción de las pacientes que ya tenían una diabetes previa al embarazo, por lo tanto. la forma de hacer el diagnóstico es realizar lo antes posible los controles del embarazo, que incluyen en la rutina una glucemia en ayunas. Si existen factores de riesgo o si esa glucemia inicial está por encima de 105 mg./dl., debe realizarse de inmediato una prueba de tolerancia oral a la glucosa. Esto consiste en la administración de glucosa via oral y posteriormente determinación de la glucemia a los 120 minutos de dicha administración. Si este segundo valor de glucemia está por encima de 140 mg./dl. se hace diagnóstico de diabetes gestacional.

-¿Por qué es tan importante detectarla precozmente?
-El embarazo de una paciente con diabetes gestacional es considerado un embarazo de alto riesgo. El riesgo que corre el binomio madre-hijo es un aumento de las complicaciones propias de todo embarazo, pero incrementado respecto a las madres que no sufren una diabetes gestacional. Para minimizar este riesgo incrementado es necesario que el metabolismo de la madre y su hijo se asemejen a lo normal, con lo cual se disminuye la macrosomía (bebés de tamaño mayor al normal al nacer), la hipertensión del embarazo, las infecciones urinarias y otras complicaciones del niño al nacer, como la hipoglucemia, la ictericia, entre otras.

-Si tengo diabetes y no lo sé, ¿qué trastornos puedo tener?
-El problema mayor de una diabetes gestacional no diagnosticada es la pérdida del embarazo por las complicaciones que hemos referido antes. Este es un riesgo para los dos (madre e hijo), ya que están expuestos a complicaciones potencialmente graves. Insisto en el concepto de que -atendiendo las recomendaciones de pesquisaje-, estos riesgos tienden a igualar los de un embarazo sin diabetes gestacional.

-¿Cómo se diagnostica la diabetes gestacional?

-El diagnóstico de diabetes gestacional es sencillo y depende de un correcto cuplimiento de los controles obstétricos por parte de la paciente, y de la preocupación constante del equipo de salud en su despistaje. Como hemos dicho, en el primer control se realiza una glucemia como  parte de la rutina pautada par el control del embarazo a nivel nacional, por lo que se realiza a todas las embarazadas en todos los servicios de salud. Si la misma da por encima de 105 mg./dl., debe repetirse lo antes posible una nueva glucemia, que si da con valores similares o superiores, entonces hacen diagnóstico de diabetes gestacional.

La otra forma de hacer diagnóstico, como ya hemos dicho, es sobre la base de la realización de la prueba de tolerancia oral a la glucosa que se realiza en diferentes momentos del embarazo de acuerdo a la presencia de factores de riesgo, caso en que se hace en forma inmediata, o sin presencia de factores de riesgo, casi en que se difiere hasta las 24 semanas de gestación. La ptog (prueba de tolerancia oral a la glucosa) se puede repetir, ya que su realización no conlleva riesgos para madre e hijo. La reiteración depende de cada situación clínica, pero es de destacar que una sola ptog no descarta la diabetes gestacional.

-La mujer embarazada con diabetes gestacional antes de que tenga hecho el diagnóstico, ¿puede tener los síntomas clásicos de la diabetes como son: mucha sed, orinar mucho, tener mucho apetito?
-El hecho de tener mucho apetito es un hecho muy frecuente en la mujer embarazada. Estos síntomas, si están presentes deben requerir la consulta inmediata con el equipo de salud tratante. Si consideramos solo la diabetes gestacional, esta sintomatología no es frecuente.

De presentarse, nos obligaría a reconsiderar el diagnóstico y a intensificar los controles metabólicos de la paciente, ya que si bien es un hecho poco frecuente, podemos asisitir a un debut de diabetes tipo 1 en el embarazo. Pero de eso esperamos poder conversar en otra oportunidad.

-¿Quién diagnostica que la mujer tiene diabetes gestacional?
-El obstetra tratante es quien en primer lugar, debe sospechar la presencia de la enfermedad y por lo tanto realizar los estudios correspondientes.

-¿Qué cuidados debe comenzar a tener una vez que tiene el diagnóstico?
-Los pilares del control de una paciente con diabetes gestacional no difieren sustancialmente de los que se deben realizar en todos los pacientes diabéticos, obviamente  agregados a los cuidados obstetricos correspondientes. Por lo tanto haremos educación acerca de la enfermedad: qué es, en qué la afecta, si afectará a su hijo, si éste va a ser diabético, etc. También comenzamos a instruir a la paciente en lo que respecta al autocontrol, al automonitoreo, cuya intensidad depende del cuadro clínico.

El plan de alimentación es uno de los pilares de un buen control.  El mismo debe ser realizado por una nutricionista familiarizada con la enfermedad,  y que contemple el buen control metabólico con los requerimientos propios del embarazo.

Como ustedes saben. el ejercicio físico facilita el control metabólico, por lo cual alentaremos a las pacientes a realizarlo.

En principio, si la condición obstétrica lo permite, indicaremos caminatas de por lo menos 30 minutos de duración.

Por ultimo, si estas medidad anteriores no llegan a lograr un control metabólico correcto, recurriremos a la insulinoterapia, ya que en el embarazo no se pueden utilizar los medicamentos hipoglucemiantes que se usan para el tratamiento de la diabetes.

-¿Por qué las mujeres que tienen diabetes gestacional tienen recién nacidos de mayor peso? ¿Esto sucede aunque  tenga buenos controles de glucemia?
-El crecimiento de los hijos de madre diabética es mayor ya que dado que los niveles de glucemia son mayores en la madre, esta glucosa pasa a través de la placenta y llega al feto. Como tiene abundancia de nutrientes, este exceso lo guarda bajo forma de grasa corporal, lo que condiciona su aumento de tamaño.

Respecto al tamaño fetal, debemos recordar que como todo en la naturaleza, los tamaños grandes son parte normal de los nacimientos de una población. Cierto es que el riesgo de macrosomía (que así se llaman los niños que pesan más de 4 kgs. al nacer) es algo mayor en la paciente con diabetes gestacional. La posibilidad de macrosomía está en directa relación con un  mal control metabólico.

-¿Por qué algunas mujeres con diabetes gestacional deben inyectarse insuluna?
-La necesidad de inyectarse insulina es poco frecuente en la diabetes gestacional. Solo una de diez mujeres con diabetes gestacional necesitarán insulina para controlarse adecuadamente. La indicación es pues, cuando por las otras medidad no logramos un buen control metabólico, recurrimos a la insulina. Quiero contarles que por regla general la aceptación y el manejo de la insulina se realizan sin dificultades por parte de las pacientes. Claro, el premio de un hijo sano es siempre un estímulo muy fuerte.

-¿La insulina le hace mal al feto?

-La insulina propia de la madre y la que se inyecta no atraviesa la placenta, por lo tanto el feto solo recibe el efecto de la insulina a través de la disminución de las cifras de glucemia materna,  que a todas  luces lo beneficia.

-Después que finalice el embarazo ¿qué debe hacer la mujer? ¿Cuándo vuelve a la consulta con él médico diabetólogo?

-Luego del alta, la paciente debe ser reclasificada. Esto es: habitualmente, una vez que se produce el nacimiento, el metabolismo vuelve a su estado previo al embarazo, por lo que las glucemias vuelven a la normalidad. A las 6 semanas del nacimiento debe realizarse una nueva ptog. El resultado nos dirá si persisten cifras de glucemia normales o si quedó con un trastorno del metabolismo glucídico. Debe recordarse que el 50 % de las mujeres que cursan un embarazo con diabetes gestacional, pueden desarrollar una diabetes clínicamente evidente en los próximos 10 años.

-Haber tenido diabetes gestacional ¿puede repetirse en otros embarazos?
-La respuesta es sí. La paciente debe destacar ese antecedente en el primer control de su nuevo embarazo para realizar de inmediato una ptog.
Por último quisiera destacar que el embarazo es el momento ideal para realizar una educación en diabetes. Es tal el grado de motivación  y de responsabilidad frente a la maternidad, que  la paciente puede convertirse en un mensajero altamente efectivo en la transmisión de la necesidad de los cambios de hábitos alimentarios, de combatir el sedentarismo y la obesidad. De  lograr esos cambios se puede postergar la aparición de la diabetes en la paciente y en su descendencia.



Agregue esta página a su red social preferida
 
 
 
 

Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player