Diabetes al día

Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Dra. María del Carmen Fontans
Hipertensión Arterial en el Uruguay.PDFImprimirE-mail
Escrito por Dra. María del Carmen Fontans

En el marco de la Semana de la Hipertensión en el Uruguay, entrevistamos a la presidenta de la Sociedad Uruguaya de Hipertensión Arterial, Dra. María Del Carmen Fontans, para que nos informe sobre este problema de salud epidémico en nuestro país, y tan fuertemente asociado a la Diabetes.

 

-¿Cuál es el rol de la Sociedad Uruguaya de Hipertensión Arterial (SUHA)?
-La SUHA es una sociedad científica sin fines de lucro dedicada a la promoción de acciones en toda la población, para la prevención, la detección temprana y el control de la hipertensión arterial (HA). Involucra a profesionales médicos y no médicos que intervienen en el manejo de la misma: Médicos Generales, Internistas, de Familia, Nefrólogos, Pediatras, Cardiólogos, Endocrinólogos, Neurólogos, Deportólogos. Licenciados en Enfermería, Enfermeros, Técnicos Neumocardiólogos, Nutricionistas, Prof. de Educación Física etc.

-Definamos la hipertensión arterial como enfermedad.
-La HA es una enfermedad caracterizada por la elevación de la presión arterial en forma sostenida cuya consecuencia es la enfermedad vascular arterial por aterosclerosis con complicaciones a nivel cerebral (ataque cerebro vascular y demencia vascular), a nivel cardíaco (infarto de miocardio y falla cardiaca), a nivel renal (enfermedad renal crónica, insuficiencia renal y requerimiento de diálisis crónica), entre las más relevantes e invalidantes que afectan la calidad de vida de personas jóvenes.

-Hablemos de números. ¿Qué es y qué no es hipertensión?
-La relación entre presión arterial (PA) y riesgo de evento cardiovascular (ataque cerebrovascular, infarto de miocardio y enfermedad renal etc.) es directa, positiva y continua; esto es, cuanto mas alta la PA, mayor el riesgo de padecer enfermedad cardiovascular. Por eso es mejor hablar de PA alta que de HA. Pero en términos numéricos se ha establecido el punto de corte para definir la HA y para la toma de decisiones médicas, el valor de  PA igual o mayor a 140/90mmHg.
Se define PA óptima un valor menor o igual a 120/80 mmHg. La franja de valores entre estos dos puntos se define como PA normal alta o pre hipertensión, donde el riesgo es mayor.

-¿De qué formas conspira el estilo de vida uruguayo para extender esta enfermedad?
-La HA es la enfermedad más prevalente en el mundo y Uruguay no escapa a esa realidad. Se estima que 800.000 uruguayos la padecen. Además de los antecedentes familiares, contribuyen a su alta prevalencia y aparición más temprana estilos de vida no saludables.
•    Consumo excesivo de sal
•    Dietas con bajo aporte de Potasio (relación sodio/potasio)
•    Obesidad
•    Falta de ejercicio
•    Consumo de alcohol
Aumentan la presión arterial. Hábitos alimentarios en base a dietas con alto consumo de farináceos (pan, bizcochos), comidas procesadas fuera de casa con alto contenido de sal, ricas en grasas saturadas, grandes porciones, con escaso aporte de frutas y vegetales (fuente de potasio). Ello contribuye junto con la inactividad física al sobrepeso y obesidad que favorece la HA. El 59% de los uruguayos tienen sobrepeso u obesidad. El consumo excesivo de alcohol es otro factor favorecedor.
Deberíamos ser más delgados, más activos y mantener una alimentación balanceada con aporte de carnes magras en cantidad justa, generoso consumo de vegetales y frutas, sin agregado de sal; ni de salero en la mesa, ni el añadido a los alimentos que utilizamos en casa o adquiridos en almacenes y supermercados (enlatados, embutidos, congelados, empaquetados, panificados etc.) para cocinar o consumir.

-¿Qué elementos de la dieta estándar uruguaya son poco beneficiosos – o directamente nocivos – para la salud cardiovascular?

-Le voy a nombrar en primer orden a la sal (cloruro de sodio) por su relación directa con la PA y la enfermedad cardiovascular. En relación a la misma ya mencioné los panificados y bizcochos, la pastelería con manteca, grasa y crema de leche, muy consumidos por los uruguayos, que tienen alto contenido de sal añadida, grasa saturada y engordan.
Las grasas saturadas que están en los cortes de carne de vaca (sobre todo los cortes con más contenido de grasa), cerdo, cordero y en la piel del pollo, en los embutidos (fiambres, chorizos etc.).
Bajo consumo de frutas y vegetales. Los uruguayos comemos pocos vegetales y frutas. Cuanto más nos aproximemos a la dieta DASH o Mediterránea sería más beneficiosos (ver cuadro adjunto- las dietas que bajan la presión).



-¿Cuál es el objetivo de la Semana de la Hipertensión Arterial en Uruguay?
-La semana de la HA en el Uruguay se ha instaurado desde hace 5 años a iniciativa de la SUHA, coincidiendo con el 17 de mayo, día mundial de la HA.  En esta semana, año a año, hacemos un nuevo llamado de atención a la sociedad, para recordar que la HA es la mas prevalente de las enfermedades y primer factor de riesgo de enfermedad cerebral, cardíaca, renal y vascular. ¿Por qué? Porque es prevenible, tratable y controlable, evitando invalidez prematura y años de vida perdidos por muerte temprana. Hacemos un llamado de atención a tomar acciones en todos los ámbitos a medir  la PA, que es la herramienta más útil y barata y a reflexionar acerca de nuestro estilo de vida y como podemos cambiarlo para disminuir la morbimortalidad

-El Organismo de Salud Pública en Buenos Aires acaba de lograr que se retiren los saleros de las mesas de todos los restaurantes de Buenos Aires, y que el comensal solicite el salero solo luego de haber probado el plato. ¿Este tipo de medidas podrían implementarse aquí?
-La acción mundial sobre la reducción del consumo de sal en la población (WASH. World Action Salt & Health) se ha echado a andar y extendido en el mundo desde sus orígenes en Finlandia en la década del 70 hasta nosotros. Los seres humanos estamos geneticamente programados para un consumo de sal menor de 0.25 gr. de sal; la dieta actual en países desarrollados tiene un promedio de 9.00 gr. de sal por día por persona o más. El 80% de la sal que consumimos está oculta en los alimentos, por tanto una reducción efectiva en su consumo no puede lograrse librada a los cambios de conducta de los pacientes alentados por sus médicos.
Los países de América del Sur como Brasil, Chile, Argentina y Venezuela están desarrollando sus propias estrategias. Esa medida que Ud. menciona es una acción dentro de las muchísimas que pueden y deben implementarse. Si bien las agencias no gubernamentales (sociedades científicas, ONG etc.) pueden hacer mucho, es la voluntad gubernamental mediante políticas y estrategias de salud desde el Poder Ejecutivo, Legislativo e Intendencias Municipales en coordinación con el resto de los involucrados (la industria de los alimentos, fábricas y empresas de comidas, bares y restaurantes) que se pueden lograr medidas efectivas en bien de población. Es necesario una legislación al respecto y un trabajo conjunto con los dueños de restaurantes y casas de comidas, con los panaderos y la industria alimentaria para reducir el agregado de sal en el pan y subproductos como medida útil que favorezca a toda la población, mejorar su salud y ahorrar en costos de atención reduciendo a largo plazo la enfermedad cardiovascular. Algo muy similar a lo que viene  sucediendo con el la campaña de reducción del tabaquismo.

-¿Es difícil su coordinación?

-Requiere trabajo, paciencia y continuidad en una política de salud de reducción de sal en los alimentos proyectada a largo plazo. Finlandia lleva más de 30 años trabajando en ello con excelentes resultados. Requiere luchar contra intereses económicos, pues tras la  industria de la sal, los alimentos y la venta de bebidas, que va de la mano con ello y se mueve mucho dinero. El alimento con agregado de sal, pesa mas, por tanto aumenta su costo y ganancia de venta. Si Ud. con más sal, va a tomar mas bebida (refrescos, cervezas etc.) y ello incrementa las ventas y las ganancias. La apetencia por la sal en el ser humano es genética y su consumo exagerado, genera más apetencia aún.

-Es notable el aumento de la hipertensión arterial en los niños. ¿Cuál es el estado de situación y qué se puede hacer para revertir esto?

-El 2% de la población infantil en Uruguay padece HA. La razón de ello está en los hábitos inculcados por los padres. Las mamás agregan sal innecesariamente desde las primeras papillas estimulando la apetencia natural por la sal. Un estudio de 1997, realizado en recién nacidos observó una diferencia significativa en niños a los que se les redujo el consumo de sal en los primeros 6 meses de vida, comparado con aquellos a los que no se les redujo. Los primeros tenían 15 años después, presión arterial significativamente menor.
Los niños no juegan como antes; los videojuegos suplieron a la “escondida”, la “mancha”, a las carreras, a la pelota, etc. Han aumentado el tiempo horas del día frente al televisor y la computadora. Realizan menos ejercicio, menos actividad al aire libre y se alimentan con dietas poco saludables en base a procesados fuera del hogar (ambos padres trabajan y no se cocina en el hogar). Consumen más grasas, más calorías, más sal y menos frutas y vegetales. Las cantinas de las escuelas y liceos repiten este patrón alimentario. La sal, produce sed y aumenta el consumo de refrescos con azúcar. Se ha demostrado que el consumo de refrescos está asociado con la obesidad en la infancia.
El sedentarismo, la disalimentación y el consumo de sal incrementan la obesidad infantil y ésta es una causa de mayor incremento de la presión arterial.



-Al ser una enfermedad silenciosa, es difícil motivar a las personas para el auto cuidado...
-La mayoría de las enfermedades crónicas son asintomáticas o paucisintomáticas. La HA es una de ellas. En el Uruguay 1 de cada 3 adultos desconoce que tiene una HA; solo 1 de cada 8 pacientes hipertensos alcanzan las metas de PA recomendadas. El diagnóstico depende de que las personas se tomen la PA con regularidad. Una ves definido el mismo la siguiente dificultad es alcanzar las metas de PA menor o igual a 140/90 mmHg en forma sostenida para proteger al cerebro, corazón, riñón y arterias del daño y consecuentes complicaciones.
El diagnóstico tardío y el pobre control son un problema mundial. Los cambios de conducta y el autocuidado para habituarse a una dieta mas insípida y limitada, con la enorme y apetitosa oferta gastronómica actual, hacer ejercicio regularmente cuando el control remoto, el ascensor y el automóvil hacen todo por nosotros, (el club sale caro), trabajando muchas horas tensionados, postergando el control médico por “falta de tiempo” llevan a que la motivación sea muy difícil. El paciente hipertenso requiere tiempo y dedicación. Tiempo de educación y explicación  para que alguien que no “siente nada” adhiera a medidas que le limitaran su vida vs el convencimiento de que le reportarán un beneficio a largo plazo evitando complicaciones para vivir mas y mejor.
El arsenal terapéutico antihipertensiovo es enorme y muy eficaz, pero tiene su costo para el usuario y el sistema de salud; este costo puede verse incrementado aún mas ya que muchas veces se requiere mas de un medicamento y aumentar las dosis. Habitualmente se suman otros medicamentos para tratar otras condiciones asociadas (diabetes, colesterol alto,). En este punto importa también la educación médica y capacitación médica continua para superar la barrera de la inercia médica, y el compromiso del sistema de salud.

-El gran desafío es encontrar sustitutos de la sal, enfocarnos hacia una comida sabrosa sin sodio...
-El 15% de la sal consumida proviene de la sal de mesa y del agregado en la preparación de alimentos en casa; el 5% de la contenida naturalmente en los alimentos y el 80% del añadido por la industria alimentaria. Es necesario por un lado persuadir a la población en retirar el salero de la mesa y cocinar progresivamente con menos sal, sustituyendo por otros condimentos sin sodio. Se pueden usar sustitutos de la sal. Finlandia, país pionero tiene experiencia demostrada con el “Pansalt” (sustituto pobre en sodio, enriquecido con potasio y magnesio).
El grueso del aporte (80%) proveniente de la industria alimentaria requiere de acciones de legislación, con gradual y repetidas reducciones de sal agregada a los alimentos de 10 a 20% cada 1-2 años (no percibido por la papila gustativa) así como en el etiquetado de los alimentos categorizándolos por código de colores según el contenido de sal en gr. por porción y por 100 g. de  alimento. Campañas a nivel público para reducir el consumo de sal en los hogares. Cooperación de empresas de alimentos consumidos fuera del hogar  cantinas, restaurantes, comida rápida, comida para llevar, etc.

-¿Cuáles son las recomendaciones iniciales que puede darle a una persona que se entera que es hipertensa para que rápidamente pueda bajar sus niveles de hipertensión?
-El control de la presión arterial una vez realizado el diagnóstico, no es una urgencia, no requiere descenso rápido. Ud. piense que seguramente esa condición ya lleva largo tiempo y la persona la desconocía, pues la HA es clínicamente silenciosa a menos que haya una complicación aguda. Las recomendaciones son consultar con un médico que asuma su tratamiento y control crónico. Este indicará los cambios de hábitos de vida teniendo en cuenta el estado nutricional (sobrepeso u obesidad), practica de actividad física habitual, hábito alimentario, reducción del consumo de sal, nivel de estrés y valorará el iniciar el tratamiento farmacológico con el medicamentos que se ajuste mejor al caso clínico, si tiene otras patologías vinculadas a la HA y otros factores de riesgo como colesterol elevado, una diabetes, o tabaquismo.




Agregue esta página a su red social preferida
 
 
 
 

Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player