Diabetes al día

Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Dra. Silvia García
Planificación del Embarazo: la perspectiva Diabetológica.PDFImprimirE-mail
Escrito por Dra. Silvia García

El primer concepto que hay que tener, es que toda mujer diabética debe planificar su embarazo. Para poder hacerlo el médico diabetólogo, debe transmitirle   a toda mujer diabética en edad FERTIL la importancia de lograr un excelente control metabólico antes de la concepción, aunque la mujer no esté pensando embarazarse en un futuro cercano. Si esta mujer está educada en este concepto, deberá plantearle al diabetólogo el deseo de embarazarse y así se dispondrá de un tiempo previo para evaluar, ajustar y/o hacer cambios en el tratamiento de modo de lograr  un resultado exitoso tanto para el niño como para la madre.

 

¿Qué significa programar, entonces?
Programar significa evaluar determinados parámetros, y modificar las alteraciones que esos parámetros evidencien, antes del inicio de la concepción, con un doble fin: con el fin de obtener un niño sano, y lo segundo es evitar la evolución desfavorable de las patologías preexistentes en la madre. Esos son los dos objetivos que tiene la planificación. Es decir, planificar es disponer de un tiempo previo donde se evalúe y se prepare a esa mujer para concebir, y ese tiempo promedialmente puede ser mínimo de tres meses, para aquella mujer que está en un buen control metabólico, que no tiene complicaciones de la enfermedad, hasta un plazo promedial de un año, en aquella que sí tiene un mal control o tiene alguna patología crónica presente, donde uno entonces deba estabilizarla previamente, para luego dar el sí, el okey, para embarazarse.

Quiere decir que la mujer, trabajando en conjunto con el equipo multidisciplinario, que incluye el obstetra, el diabetólogo, la nutricionista, las enfermeras, deberá esperar luego de ese tiempo de evaluación, preparación y modificaciones en su tratamiento, a que el médico diabetólogo le de el sí, para recién poder ahí dejar de cuidarse del modo que lo venía haciendo, y concebir el niño.

-¿Qué riesgos tiene una mujer que se embaraza sin programarlo?
Los riesgos son maternos y fetales. Si la mujer se embaraza con mal control glucémico existen dos riesgos para el feto: las malformaciones congénitas mayores y el aborto espontaneo. Estas dos complicaciones están estrictamente relacionados con el mal control glucémico medido a través del valor de la hemoglobina glicosilada y el automonitoreo domiciliario. La evidencia científica nos mostró que aquellas mujeres que entraron en un plan de asesoramiento preconcepcional tienen un riesgo de complicaciones fetales similar a la población general, o sea de mujeres no diabéticas.

-¿Entonces cuál sería el valor de hemoglobina glicosilada adecuado para evitar las complicaciones?
-Debiéramos responder que el más cercano al valor normal, pero de acuerdo a la evidencia científica el valor adecuado no debiera superar el 6.5 %. Esa es la meta de control glucémico que evidencia un buen control de la Diabetes. Es una meta exigente pero siempre posible, dado que la mujer en este periodo está muy motivada al igual que su pareja, que se transforma en el gran colaborador en esta etapa de planificación y en todo el transcurso del embarazo.

Por otra parte es fácil de comprender que el periodo de formación del embrión se produce en las primeras 9 semanas luego de la concepción; periodo en el cual la mujer desconoce el embarazo; de ahí la importancia de planificarlo y lograr las metas de control establecidas.

-¿Cuáles son los riesgos maternos?
-Debemos evaluar y detectar si existen complicaciones crónicas de la enfermedad, especialmente retinopatía y nefropatía, asi como otras comorbilidades como hipertensión, cardiopatía y patología tiroidea. De igual importancia es conocer qué medicación recibe, pues algunos fármacos están contraindicados en el embarazo -sobre todo algunos antihipertensivos-, y debemos sustituirlos por otros permitidos.

Con respecto al plan de tratamiento insulínico; si está tratada con análogos de insulina de acción prolongada como glargina o detemir deben sustituirse por insulina NPH. Los análogos de acción ultrarrápida están permitidos, que son los que habitualmente usamos en la bomba de infusión subcutánea de insulina o en bolo antes de las comidas.

Una vez entonces detectadas las complicaciones deben tratarse, como es el caso de la retinopatía. Si la severidad de la retinopatía -luego de la evaluación oftalmológica- lo amerita, debe tratarse con fotocoagulación y así se logra estabilizar, lo que deja de ser un impedimento. Si es muy severa puede desaconsejarse el embarazo ante el riesgo de una agravación pero en definitiva es la pareja la que toma la decisión.

Con respecto a la nefropatía se desaconseja el embarazo en caso de insuficiencia renal moderada a severa, también por el riesgo de agravación de la misma; pero siempre lo decide la pareja.
Si sería una contraindicación absoluta una cardiopatía que ponga en riesgo vital a la madre.

-¿Cuál es la experiencia en nuestro país?
-En nuestro país, la experiencia personal, es que muy pocas diabéticas tipo 1 planifican el embarazo, y prácticamente ninguna diabética tipo 2 planifica su embarazo. En otros países del mundo, un tercio de las mujeres planifican su embarazo, y son países del primer mundo. Entonces es un problema mundial.

-Hablemos de las recomendaciones que proponen tanto IDF, ADA, y Alad

1 - Es identificar la posibilidad de embarazo de todas las diabéticas en edad fértil.
2 - Asegurar una contracepción efectiva de acuerdo al método que determine el obstetra.
3 - Informar sobre la necesidad de un control metabólico bueno antes de la concepción.
4 - Evitar la anemia y suplementar con hierro y ácido fólico.
5 - Detectar, evaluar y tratar las complicaciones crónicas.
6 - Integrar a la paciente al manejo de su diabetes e intensificar el autocontrol.
7 - En el caso de las diabéticas tratadas con fármacos orales, pasar a insulina (aunque puede mantenerse metformina de acuerdo al criterio médico).
8 - En las hipertensas optimizar su presión arterial y cambiar su medicación por fármacos permitidos.
9 - Suspender alcohol y tabaco.

Una vez que se embarazó, se requiere de un seguimiento cercano por equipo multidisciplinario y para ello en la mayoría de las instituciones contamos con policlínicas de alto riesgo

-Un mensaje final para las mujeres con Diabetes que deseen embarazarse pronto.
-Creemos -a pesar de lo mucho que nos falta para que todas las mujeres diabéticas programen su embarazo-, que estamos en buen camino. Contamos con los recursos técnicos del equipo y con los insumos adecuados.

La educación sigue siendo el arma fundamental para el éxito de esta enfermedad y en este caso con más razón para lograr un resultado feliz en nuestras vidas como lo es tener un hijo sano. La mujer diabética debe saber que eso es posible, estando al tanto de todas estas recomendaciones.



Agregue esta página a su red social preferida
 
 
 
 

Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player