Diabetes al día

Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Dr. Ismael Terzano
La Candidiasis.PDFImprimirE-mail
Escrito por Dr. Ismael Terzano

La candidiasis es una infección causada por la levadura Candida Albicans u otras especies de Candida. Las infecciones superficiales de las mucosas y la piel son más frecuentes, pero esos microorganismos también originan infecciones como esofagitis, septicemia, endocarditis, peritonitis o infecciones de vías urinarias.
Los seres humanos portan hongos de la forma levadura, a menudo especies de Candida, en el tubo digestivo, desde la boca hasta el recto, como parte de la flora comensal normal. Alrededor de 26% de los sujetos normales porta levaduras en la boca, pero la tasa de portador bucal de Candida Albicans es de 18%.

En la boca y el tubo digestivo, así como en la piel, la eliminación de bacterias, por ejemplo, con antibioticoterapia, conduce a incrementar el número de levaduras, un requisito importante para la invasión.

Hay muchos factores del huésped comprendidos en la patogenia de la candidiasis. En algunas situaciones, los defectos predisponen a infecciones en sitios específicos. Por ejemplo, las ancianas, lactantes y pacientes con alteraciones inmunitarias graves, son susceptibles a la candidiasis bucal.

Pueden influir también factores locales como el daño local a tejidos, por aumento de la adherencia. En la boca, las prótesis odontológicas incrementan la susceptibilidad, pero no está claro si esto se debe de modo primario a traumatismo, acumulación de restos de alimentos, o alteraciones del flujo de saliva. La ulceración de la boca, o la maceración y oclusión de la piel, predisponen a incrementos de la tasa de infección.

La Diabetes se encuentra entre diversas enfermedades endócrinas que han quedado comprendidas en la susceptibilidad a la candidiasis, quizá por incremento de las concentraciones de glucosa en los tejidos, adherencia alterada de levaduras, y fagocitosis disminuida.

Los pacientes con función defectuosa de los linfocitos T, como los que padecen SIDA, parecen tener susceptibilidad particular a la candidiasis de mucosa o cutánea, pero no a infecciones sistémicas.

Candidiasis Bucal.
Se divide en varias formas clínicas, entre ellas seudomembranosa aguda o crónica, eritematosa aguda o crónica, hiperplásica y nodular. El dato característico de la candidiasis seudomembranosa es una placa de seudomembrana de color blanco cremoso que contiene restos de células, los cuales, cuando se eliminan, dejan una base eritematosa subyacente. Puede haber afección del epitelio bucal, las encías o el paladar. En pacientes graves puede sobrevenir extensión hacia la lengua, la faringe o el esófago.



La candidiasis bucal es la infección agregada más frecuente en personas con SIDA, en quienes son frecuentes los episodios recurrentes o más prolongados (crónicos).

Candidiasis de la piel.

La mayor parte de los casos de candidiasis cutánea ocurre en los pliegues cutáneos o donde la oclusión por ropas o calzado produce humedad anormal. Los sitios cercanos a áreas donde puede portarse Candida, como el perineo, también están en riesgo. El intertrigo por Candida puede afectar cualquier pliegue cutáneo, especialmente en obesos.



En los espacios interdigitales afectados del pie o la mano puede aparecer maceración notoria, con una piel blanda y de color blanco. En las manos esto se conoce como erosio interdigitalis – blastomycetica o candidiasis interdigital.

Candidiasis genital y perineal.

Vulvovaginitis por Candida.
Es un padecimiento frecuente que se manifiesta por escozor, molestia y una secreción de color blanco cremoso espesa. La mayoría de las mujeres con candidiasis vaginal no tiene datos de enfermedad fundamental, pero es más frecuente durante el embarazo.

Balanitis por Candida.
Los síntomas y signos varían desde pápulas y pústulas o vesículas pequeñas en el glande, hasta ulceración persistente. Suele haber exacerbaciones después del coito. Cuando las lesiones persistentes se diseminan más allá de los genitales, vale la pena considerar Diabetes. Las parejas sexuales también pueden estar infectadas, incluso en ausencia de síntomas.

Candidiasis de la zona del pañal.
Candida Albicans suele aislarse a partir de la piel húmeda de las nalgas y los genitales de lactantes, pero es más prevaleciente donde la piel está afectada por dermatitis de la zona del pañal. Esto es menos frecuente en la actualidad debido al uso más difundido de los pañales modernos.



Paroniquia por Candida.
La paroquinia es frecuente en sujetos que sumergen con frecuencia las manos en agua. Típicamente hay afección de varios dedos, pero pueden estar afectados uno o todos. El pliegue ungueal se enrojece e inflama, y hay pérdida de la cutícula, con desprendimiento del pliegue ungueal de la superficie dorsal de la lámina ungueal y, en ocasiones, secreción. Hay hipersensibilidad y distrofia ungueal, con depresiones de la lámina ungueal, así como pigmentación y onicólisis alrededor del pliegue ungueal lateral.



Consejos de utilidad.
Si presentan inflamación de pliegues cutáneos o de genitales externos, asi como procesos inflamatorios alrededor de las uñas de manos, siempre consultar al Dermatólogo. Pueden ser desencadenados por hongos y puede haber una Diabetes como factor predisponente.

Cuando nos bañamos tener cuidado que los pliegues queden secos porque la humedad favorece a la aparición de hongos.
Las personas que tengan prótesis dentales móviles deben controlarse con el Odontólogo para evitar la humedad de las comisuras bucales ya que éste pequeño pliegue es asiento frecuente de la candida.

Siempre realizarse chequeos médicos para descartar Diabetes.



Agregue esta página a su red social preferida
 
 
 
 

Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player