Diabetes al día

Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Dra. Marta Ferrari
Acerca de la Ozonoterapia.PDFImprimirE-mail
Escrito por Dra. Marta Ferrari

Vamos  a tratar de dar un panorama desde el principio. Qué es el ozono y cómo surgió esta idea de aplicarlo en la salud humana, también la casuística y experiencia de los casos predominantes a lo largo de once años de trabajo desde que instalamos la aplicación de la ozonoterapia en Uruguay en el año 2000 hasta la fecha, luego de recibir la formación específica en el exterior, ya que no existe hasta el momento la posibilidad de capacitarse sobre el tema en nuestro país.

Para comenzar recordemos que el Ozono es un gas que se genera en la atmósfera y que envuelve al planeta, generando una capa que lo protege de los rayos UVA y UVB.

Es un gas que se genera entre el Oxígeno con sus 2 átomos y la descarga de alto voltaje del sol; esto hace un nuevo compuesto con diferente comportamiento al Oxígeno en muchos aspectos, con diferente olor, de ahí su nombre. El ozono es un gas como el Oxígeno pero que tiene 3 átomos en lugar de 2.

Desde el año 1670 muchos investigadores  y observadores vieron que posterior a las tormentas eléctricas surgía un olor extraño y más extraño aún, muchas personas manifestaban sentirse mejor. Pero, pese a los intentos de la época, no se pudo desarrollar ningún aparato generador de ozono,  por el alto poder oxidante que presenta.

Es en Alemania en el año 1840 que nuevamente un químico, Von Siemens, observó lo mismo, existiendo ya los elementos derivados del petróleo con los que inventar el aparato que imitara a la naturaleza. Así, se creó el primer aparato de ozono, y así surgieron las primeras experiencias e investigaciones que lo traen hasta la actualidad.

Primero se difunde por Europa hacia el este y el oeste.
Hacia el este desde Alemania occidental pasó a la Alemania Oriental y de allí hacia la URSS, donde creció muy rápidamente y comenzaron las investigaciones más importantes, en la búsqueda de desarrollar nuevos aparatos para las diferentes aplicaciones.

Así avanzó y se difundió su conocimiento, aplicándose primero como desinfectante de aguas, y luego de la segunda guerra mundial, se aplica como desinfectante de heridas.

El interés acerca de esta nueva técnica natural crece y se observa su acción antiinflamatoria y analgésica al principio, y otras acciones terapéuticas después.

En este ciclo en Diabetes Al Día aspiramos a informar de este conocimiento que parece nuevo pero que, como acabamos de ver, no lo es.

¿Cuáles son los efectos del ozono? ¿Y en que enfermedades se puede aplicar?
Ya sabemos que tiene 3 acciones importantes y relevantes reconocidas históricamente. En qué enfermedades y cuáles son los resultados es lo primero que uno se pregunta y supongo que es lo que a un lector le interesa saber.

Al comenzar a aplicarlo en nuestro país en el año 2000 nos encontramos con que nadie conocía qué era el ozono e incluso existía la confusión por lo que sucedía (y sucede) con la capa de ozono, y los efectos que ocurrían -y que siguen ocurriendo- por la falta de este gas en la protección del planeta.

En ese momento nos entrevistaron varios medios para informar la novedad y la diferencia con la capa de ozono,  tanto en  televisión, radio, y prensa escrita.

Muchos colegas lo vieron al principio negativamente, desde algo banal y no creíble hasta algo peligroso. Hoy, afortunadamente, y gracias a la difusión realizada y los resultados obtenidos, todo esto ha cambiado y ya hay muchos colegas que lo aplican en la práctica cotidiana.

Lo primero que observamos cuando comenzamos a trabajar es que recibíamos al paciente crónico, aquel que deambulaba por muchos consultorios buscando solución a sus dolencias.

Aprendimos en 30 años de ejercicio de la medicina, que no existen soluciones mágicas ni rápidas, que todo es un proceso. Así como muy gradualmente se nos desgasta, destruye o enferma el cuerpo sin que nos demos cuenta. Así ocurre el mismo trabajo lento para realizar la mejoría que debe sin duda integrar todos los aspectos del ser humano.

Los primeros pacientes tenían hernias de disco junto a protrusiones, con desgaste de los discos intervertebrales, desviaciones, contracturas. Eran un verdadero desafío en el camino del sufrimiento, en la búsqueda del alivio, que por el momento era su máxima aspiración

Hay que tener presente que cuando los pinzamientos llevan muchos años de sufrimiento es difícil tener la recuperación esperada, pues  han sido dañados su aspecto sensitivo o motor y la neuropatía generada es compleja de recuperar. Por esta razón, cuanto más pronto nos ocupamos del dolor, más rápida será la respuesta y menores  los efectos negativos.

Así, trabajando constante y silenciosamente, nos fuimos sorprendiendo al ver las maravillosas respuestas del cuerpo humano. De la mejoría y sobre todo de como esto traía aparejado la superación de un estado de ánimo depresivo producto de no poder hacer nada o casi nada.

“¡Volver a sentirme útil, con ganas de hacer las cosas!” ha sido una frase que he escuchado con frecuencia de mis pacientes durante estos once años, y que ha ido generando en mí la certeza de que la decisión tomada al formarme en algo que nadie por aquí conocía, había sido la correcta.

Darle  una posibilidad al que sufre, un alivio, es una alegría incomparable.

Muchos aspectos tuvimos en cuenta del paciente: su trabajo, su vida cotidiana, sus vínculos familiares, su estado de ánimo, sus hábitos, la obesidad si existía y las patologías previas.

Un trabajo que integre al ser humano como un todo, como un sistema vivo y no un sector enfermo o dolorido.

Hoy podemos afirmar que tanto los pinzamientos, como las, tendinitis, las contracturas y las hernias discales se curan, mejoran, sabiendo que cada ser humano es diferente al otro y que no existe una respuesta universal a todos y para todo.

Tenemos que empezar por considerar a la columna vertebral como eje que nos sostiene, y que tenemos que aprender a cuidar para vivir más y mejor.

En el próximo número estaremos hablando de los  trastornos vasculares.



Agregue esta página a su red social preferida
 
 
 
 

Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player