Diabetes al día

Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Dra. Virginia García
La Hemoglobina Glicosilada. ¿qué es? ¿Por qué es importante en Diabetes?PDFImprimirE-mail
Escrito por Dra. Virginia García

La Diabetes se define por la presencia de niveles anormalmente elevados de glucosa en la sangre. Los mecanismos por los cuales se produce este trastorno son diversos, pero en definitiva lo que interesa es que la circulación de niveles altos de glucosa provoca alteraciones en el funcionamiento de todo el organismo. Surge así la necesidad de elegir estrategias terapéuticas que permitan normalizar los niveles de glucosa en sangre (glucemia).

Una vez establecido el tratamiento de la Diabetes, es necesario evaluar los resultados. Es frecuente que solicitemos a las personas con Diabetes que controlen sus niveles de glucemia a través de la medición de la glucemia capilar, realizando punción y extracción de una gota de sangre a nivel de los dedos (automonitoreo  glucémico). Estos controles objetivan cómo está la glucemia en ese momento. Cuando se efectúa en forma regular, permite ajustar el tratamiento, particularmente en etapas de inestabilidad metabólica.

Pero también hay un estudio que permite evaluar en forma promedial los niveles de glucemia de los últimos 2 a 3 meses. Ese estudio es la medición de la Hemoglobina Glicosilada A1c.



¿Qué es la Hemoglobina Glicosilada?
En la sangre circulan millones de glóbulos rojos que tienen una sustancia llamada hemoglobina que es la que le da color a la sangre. Los glóbulos rojos viven promedialmente 120 días cada uno y durante ese tiempo están permanentemente en contacto con la glucosa que circula en la sangre. Parte de la glucosa se “pega” a la hemoglobina y esa hemoglobina con “azúcar pegada” es la llamada Hemoglobina Glicosilada. Esta hemoglobina glicosilada (HbA1c) se mide en porcentaje. En una persona no diabética el porcentaje de hemoglobina glicosilada no supera el 6 %.

La medida de la hemoglobina glicosilada se hace a punto de partida de una extracción de sangre en el laboratorio. También hay técnicas que permiten realizar este estudio en sangre capilar.

¿Cuándo se solicita este estudio?
Cuando se diagnostica la Diabetes, es bueno solicitar el estudio, dado que nos permite saber qué tan altos estuvieron los niveles de glucemia en los meses previos al diagnóstico. Frecuentemente colabora en la decisión del tratamiento.

Pero su uso fundamental es durante el seguimiento de la enfermedad, como forma de saber si se están cumpliendo los objetivos de control de la Diabetes.

Múltiples grupos de expertos internacionales han propuesto como “ideales” distintos valores de la HbA1c: estos valores propuestos oscilan entre menor de 6 %, menor de 6,5 % o menor de 7 %.

La decisión de qué valor establecer como objetivo en cada caso va a depender del tipo de Diabetes, la edad del paciente, el riesgo de hipoglucemias, la presencia o no de complicaciones y/o enfermedades asociadas.
En el caso de la Diabetes del embarazo (Diabetes gestacional) se aspira a que la HbA1c esté por debajo de 6 %, dado que normalmente en el embarazo también las glucemias normales son menores que fuera del embarazo.

El valor de la HbA1c ha demostrado correlacionarse con el riesgo de complicaciones. En el estudio DCCT (Diabetes Control and Complications Trial) se pudo demostrar el paralelismo entre la cifra de HbA1c y la aparición de complicaciones como la retinopatía diabética. Cuanto más alto el valor de la HbA1c más rápido aparecen las complicaciones crónicas potencialmente invalidantes y que deterioran sensiblemente la calidad de vida.

Se sabe que existe una correlación entre el valor de la HbA1c y el promedio del nivel de glucemia en los últimos 2 a 3 meses.
En el cuadro 1 se ilustra cuál sería la glucemia promedio según el resultado de la hemoglobina glicosilada A1c:

Cuadro 1 (Estimaciones basadas en Estudio ADAG)


Esta información es muy valiosa para concientizar respecto a la calidad del control de la Diabetes y ayuda a tomar decisiones con el tratamiento. Por ejemplo, el uso de Insulina, en el diabético tipo 2, que suele generar rechazo de parte del paciente y dudas en médicos no especialistas, es muy importante en múltiples situaciones, pero es imprescindible si la HbA1c no baja de 8 o 9 %.

¿Con qué frecuencia se realiza la determinación de HbA1c?
Como ya mencionáramos se debe hacer al diagnóstico y luego se repite cada 3 meses hasta alcanzar la estabilidad metabólica y el buen control. Una vez alcanzado el buen control y siempre que éste sea mantenido, se puede solicitar cada 4 a 6 meses.

¿Hay situaciones especiales que marcan objetivos diferentes de HbA1c?
Sí, hay situaciones en que los objetivos de HbA1c pueden ser menos exigentes, como en el caso de los niños pequeños, que tienen más labilidad y más riesgo de hipoglucemias, así como en las personas añosas o con otras enfermedades que comprometen la sobrevida.

En el caso de la Diabetes del embarazo, ya expresamos que el valor debe ser menor de 6 % y algunas clínicas especializadas en centros de referencia internacionales, llegan a proponer metas aún más exigentes.

¿Tiene algún tipo de limitación el uso de este estudio?
En primer lugar la técnica de laboratorio que se utilice debe estar estandarizada y validada con las referencias internacionalmente aceptadas. Se debe descartar posibles interferencias en el resultado, o contar con métodos que puedan obviar estas interferencias.

Algunas situaciones que pueden alterar el resultado de la HbA1c son: alteraciones genéticas de la hemoglobina (hemoglobinopatías), anemia, insuficiencia renal, entre otras.
Finalmente, recordemos que las metas de control de la persona adulta con Diabetes incluye también otros parámetros. (Cuadro 2)



Agregue esta página a su red social preferida
 
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

 
 

Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player