Diabetes al día

Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Lic. en Nut. Ethel Cabrera
Problemas Circulatorios, Anticoagulantes y Vitamina K.PDFImprimirE-mail
Escrito por Lic. en Nut. Ethel Cabrera

Debido a que la diabetes está adquiriendo en el mundo un crecimiento alarmante y en los pacientes diabéticos las enfermedades cardiovasculares son las responsables de la mayor parte de las complicaciones vasculares, el tema a desarrollar en esta entrega es la vitamina K y los anticoagulantes.

Por enfermedad cardiovascular se entienden la enfermedad del corazón secundaria a aterosclerosis que afecta las arterias coronarias que nutren el corazón y por extensión en especial la aterosclerosis de las arterias cerebrales, de la aorta y de las extremidades inferiores.

Es común que a la consulta con el licenciado en nutrición concurran pacientes con indicación de tratamiento con anticoagulantes. Estos tienen un lugar importante en la terapéutica de diversas patologías, como por ejemplo arritmias, valvulopatías, arteriopatías obstructivas, antecedentes de trombosis. Las personas con diabetes no escapan a estas complicaciones.

Estos anticoagulantes  actúan como bloqueantes de la coagulación de la sangre o bien de la agregación de las plaquetas. Se utilizan para romper el trombo (trombolisis), o bien para prevenir que los trombos se repitan.

Actualmente existen dos grupos de anticoagulantes orales; los más conocidos son los derivados de la cumarina como la warfarina  y el dicumarol. Ambos ejercen su acción anticoagulante inhibiendo la conversión de vitamina K, por lo tanto son  antagonistas. La vitamina K es una vitamina liposoluble y se destaca por sus  propiedades antihemorrágicas.

Las necesidades diarias para el hombre son mínimas y se cubren a través de los alimentos y de la síntesis bacteriana de vitamina K. Esta vitamina se absorbe en el intestino en presencia de bilis y pasa a continuación a la circulación a través de la vía linfática. Es una vitamina indispensable para la síntesis por el hígado de diferentes factores de la coagulación y primordialmente de la protrombina. Esta es la razón por la cual los alimentos ricos en vitamina K, como el brócoli, el repollo, la col, espinaca, se excluyen de la dieta mientras se está bajo tratamiento con dichos fármacos, o bien si alguna vez se consume no abusar de la porción indicada.

Otros vegetales, las frutas, cereales, productos lácteos, huevos y carne contienen pequeñas cantidades. Debido a que el contenido de vitamina K no puede determinarse con precisión, por lo general los valores no se presentan en las tablas de composición de los alimentos. Una cantidad significativa se forma por la flora bacteriana de la parte inferior del intestino humano.

Las recomendaciones para la población uruguaya son, en el hombre de 18 años en adelante, de 65 microgramos/día, y en la mujer de 18 años en adelante 55 microgramos/ día.

A continuación se citan los alimentos fuente más destacable de vitamina K:

Alimentos    Vitamina K (micro gr / 100 gr)

Brócoli            175
Repollo           125
Col                 729
Espinaca         425
Nabo verde     650

*Tomado de Olson, RE:  Vitamina K: Modern Nutrition in Health and Disease,
8va. Ed. Philadelphia, Lea y Febiger. 1994.




Agregue esta página a su red social preferida
 
 
 
 

Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player